La persistente volatilidad del mercado del petróleo mundial, llevó a la mezcla mexicana de crudo a alcanzar niveles por debajo de los 60 dólares por barril.

De este modo, la canasta del energético que vende México, cerró en 59.73 dólares en las operaciones del jueves, cotización que no se veía desde el 16 de julio del 2009, cuando el precio del crudo mexicano cotizó en 59.40 dólares por unidad.

La mezcla mexicana, desde su nivel más alto en junio de este año de 102.41 dólares por barril, ha caído 41.67 por ciento. En un mes registro una pérdida de 21.04% en su cotización en el mercado exterior.

También el crudo Brent cayó en medio de un debate sobre el precio, luego de que Arabia Saudita anunciara profundos recortes en los valores de venta para los compradores asiáticos y estadounidenses, en un aparente intento por defender su participación en el mercado.

Así, cerró en 69.64 dólares por barril, esto es un ajuste a la baja de 0.44%, mientras que el WTI cerró en 66.81 dólares, registrando una pérdida de 0.85 por ciento.

La semana pasada, integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reunieron para resolver la caída del precio del hidrocarburo, pero miembros de este Cartel no llegaron a ningún acuerdo para realizar un recorte de su producción, y con ello estabilizar el precio de crudo.

La OPEP produce 30 millones de barriles diarios, la intención era bajarlo a 25 millones de barriles diarios.

Sin embargo, miembros del organismo consideraron que un recorte en la producción solamente beneficiará a los productores estadounidenses a costa de una perdida de participación de mercado por parte de la OPEP.

El director de análisis de servicios de Banco Santander, Arturo Espinosa, comentó que la estabilización de los precios del petróleo va a llevar mucho tiempo, debido a la escasa claridad de tienen productores de reducir las cuotas petroleras, pese a la amenaza que pudiera verse por la disminución del precio del crudo.

Pensamos que estabilizar el mercado petrolero va a tomar un tiempo, ya que el actual desbalance, podría acentuarse en los próximos meses conforme entre en operación en Estados Unidos, la producción proyectada para 2015 , dijo.

El analista señaló que de la actual producción registrada en Estados Unidos, se añadiría cerca de un millón de barriles diarios al mercado petrolero del vecino país del norte.

Afectaciones

Advirtió que la caída del petróleo de más de 40 dólares por barril y la expectativa de que el desbalance del mercado se extienda por un tiempo prolongado, afectará significativamente la rentabilidad esperada de los nuevos proyectos de inversión en el sector petrolero.

Esto, principalmente en los que presentan mayores costos de producción, como es el caso del shale oil , por lo que es de esperat que este nuevo entorno tenga un impacto significativo en las perspectivas de inversión en el sector petrolero a nivel internacional y en México particularmente. (Con información de agencias)

Mezcla mexicana

[email protected]