En la sesión de este lunes, la mezcla mexicana de exportación avanzó 21 centavos en comparación con la jornada del viernes, y se vendió en 60.33 dólares por barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con Banco Base, las principales mezclas de petróleo finalizaron la sesión con ganancias, ante una escalada en las tensiones geopolíticas en Oriente Medio, lo que ha aumentado el nerviosismo de que los suministros provenientes de esa área del mundo se vean interrumpidos.

El grupo de rebeldes hutíes respaldados por Irán lanzó nuevamente un ataque con misiles contra Arabia Saudita, país que detuvo dichos ataques, evitando daños humanos y a la infraestructura del país, pero que han ocasionado que el precio del petróleo recortara las pérdidas con las se encontraba cotizando.

La institución financiera mencionó que las pérdidas que el petróleo observó durante la sesión se debieron a que Estados Unidos mostró una posición menos restrictiva sobre las sanciones contra la empresa de aluminio rusa, Rusal, y por el temor de que un exceso de oferta pueda regresar al mercado global.

Durante la sesión, el ministro de Petróleo de Irán, Bijan Zanganeh, manifestó que no habría necesidad de extender un pacto entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, si los precios del hidrocarburo se fortalecían.

Ante este panorama, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) registró una ganancia de 26 centavos y se vendió en 68.64 dólares por barril, en tanto que el Brent subió 65 centavos y se ofertó en 74.71 dólares el tonel.