El panorama económico de México para el 2017 ha mejorado, de acuerdo con varios grupos financieros e instituciones internacionales importantes. El Grupo Financiero Santander mejoró su pronóstico de crecimiento para el 2017 de 1.7 a 2.2%, mientras BBVA Bancomer ahora espera un crecimiento de 1.6, frente al 1.5% de su estimación anterior

Si bien el Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo sin cambios su expectativa de crecimiento en 1.7%, el director adjunto del departamento de análisis del FMI, Gian Maria Milesi-Ferretti, mencionó que las expectativas podrían mejorar.

Por su parte, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) aumentó su pronóstico de 1.40 a 1.55 por ciento.

Los reportes, en parte, atribuyen la mejora a que ha disminuido la probabilidad de una interrupción significativa al comercio entre México y Estados Unidos, la expectativa de una recuperación gradual de la inversión en el país, y a la solidez del crédito y del consumo. Sin embargo, persisten varios riesgos que podrían amenazar esta mejora:

• El 18 de abril, el presidente de EU, Donald Trump, declaró que su gobierno hará cambios muy grandes al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ya que ha sido un desastre para su país.

Semanas antes, miembros de su equipo habían dicho que se buscaría un acuerdo que sería beneficioso para los tres países participantes, pero el presidente retomó la retórica contra el comercio que tuvo durante la campaña presidencial.

• La inflación en México ha continuado con su tendencia ascendente, lo que pone presión a la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) para nuevos incrementos en su tasa de referencia.

Las alzas en los precios y el encarecimiento del crédito como resultado de mayores tasas de interés podrían causar una moderación significativa en el consumo del país.

• La recuperación de los precios internacionales de petróleo podría estar en riesgo y por lo tanto podría perjudicar el perfil de las finanzas públicas de México. A pesar de que los países que formaron parte del acuerdo para recortar su producción de crudo sí han cumplido, la sobreproducción en Estados Unidos podría hacer que se mantenga la sobreoferta en el mercado.

Posiblemente por el endurecimiento del discurso del presidente Trump, así como por una actitud cautelar de cara a la primera ronda de las elecciones presidenciales en Francia que para tranquilidad de los mercados finalmente apareció como ganador el candidato centrista Emmanuel Macron ; el peso mexicano tuvo una depreciación semanal de 1.54 por ciento.

No obstante, la divisa mexicana se mantiene como una de las monedas con mejor desempeño frente al dólar durante el 2017; pues presenta una apreciación de 10.19% en lo que va del año.

En una semana de poca actividad pese a la llegada de los primeros reportes financieros al primer trimestre de 2017, el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores cerró en 48,956 puntos, lo que implica un aumento semanal de 0.32%, y lleva el rendimiento acumulado a 7.93% en lo que va del 2017.

La llegada de la mayor parte de los reportes con expectativas de resultados favorables, dado el buen comportamiento de las ventas y de la apreciación del peso, abre la posibilidad de que el índice accionario supere con holgura la barrera de los 50,000 puntos.

*Debt senior analyst & portfolio manager

Pichardo Asset Management.

Asesores Independientes de Portafolios de Inversión.