El grupo BBVA obtuvo en los primeros nueve meses del año un beneficio atribuido de 3,449 millones de euros, un 23.3% superior al mismo periodo de 2016, y casi la mitad de esos ingresos fueron aportados por su negocio en México.

El banco español presentó este viernes resultados del tercer trimestre y balance de enero a octubre, del que destacó “la fortaleza de los ingresos recurrentes, el control de los gastos de explotación y la reducción de los saneamientos”.

De la cifra total, México reportó un beneficio de mil 616 millones de euros, un 15.3% superior al mismo periodo del año pasado.

En los primeros nueve meses del 2017, la inversión crediticia en México era un 8.9% superior, mientras que los recursos de clientes habían crecido un 10.5%, y los ingresos recurrentes, que crecieron a tasas interanuales cercanas al doble dígito.

Los resultados de operaciones financieras acumularon un crecimiento interanual del 31.5%, gracias al buen desempeño de la unidad de mercados globales.

Al sólido crecimiento de los ingresos se sumó la contención de los costos, que evolucionaron por debajo de la inflación y en el acumulado a septiembre registraron un crecimiento interanual del 4.9 por ciento.

De ese modo se impulsó el margen neto un 13.5% con respecto al de los primeros nueve meses de 2016, mientras los indicadores de riesgo permanecieron estables: la tasa de morosidad se mantuvo en el 2.3%, mientras que la cobertura repitió el 126 por ciento.

En España, el beneficio atribuido de los primeros nueve meses del año fue de 1,061 millones de euros, un 13.7 por ciento.

En Estados Unidos, BBVA generó un beneficio de 422 millones de euros, un 42% superior interanual; en Turquía fue de 568 millones de euros que es un 49.6% superior, y en América del Sur fue de 616 millones de euros, un 5.4% más. 

erp