Los principales índices bursátiles de las bolsas de valores en el mundo cayeron el viernes, en pánico por la devaluación del peso argentino.

El índice Dow Jones acumuló una baja semanal de 3.5%, con lo que cerró su peor semana desde mayo del 2012, ante las ventas de pánico causadas por la devaluación del peso argentino y el remate de activos en mercados emergentes.

El Promedio Industrial Dow Jones cerró la jornada con una pérdida de 1.96%, para terminar la semana en 15,879.11 unidades, su nivel más bajo desde el 18 de diciembre pasado.

Asimismo, la de este viernes, fue la segunda jornada consecutiva de bajas de tres dígitos para el Dow Jones.

Al igual que en Europa y Asia, la caída bursátil en Estados Unidos fue causada por la volatilidad reportada en los activos de mercados emergentes, luego de que autoridades en Argentina dejaran deslizar la valuación del peso y redujeran su respaldo al mercado cambiario.

En la semana, el peso argentino ha perdido 15% de su valor frente al dólar, con lo que acumuló su mayor devaluación en 12 años.

La medida afectó notablemente a otras divisas de mercados emergentes, como a las monedas de Turquía, Ucrania y Sudáfrica, las cuales sufrieron este viernes una baja en sus cotizaciones con respecto al dólar.

La crisis en las divisas en mercados emergentes ha provocado que los inversionistas hayan preferido distanciarse de activos de renta variable y que impliquen riesgos, como el mercado de valores.

La baja en la confianza de los inversionistas ha sido afectada, además, por la baja en la actividad económica de China y el gradual retiro de los estímulos monetarios en Estados Unidos por parte de la Reserva Federal.

Por su parte, activos percibidos como seguros en momentos de incertidumbre, como el oro y los bonos de deuda del Tesoro de Estados Unidos, han incrementado su valor en los últimos dos días.

El índice compuesto Nasdaq disminuyó 2.15%, para quedar en 4,128.17 unidades y el S&P 500 perdió 2.09%, a 1,790.29 unidades.

En México, la Bolsa local cerró la última sesión de la semana con una caída de 1.33%, en línea con los mercados globales, con lo que el principal indicador (IPC) se ubicó en 40,979.80 unidades, su nivel más bajo desde noviembre del 2013, ante un aumento en la aversión al riesgo.

El mercado accionario mexicano registró un balance semanal negativo de 2.22%, en comparación con el viernes previo, mientras que en lo que va del año reporta una baja de 4.09 por ciento.

El tipo de cambio cerró en 13.44 pesos por dólar, con un ligero avance de cinco centavos o 0.34% con respecto a su nivel de apertura, aunque durante el día alcanzó un máximo de 13.5427 pesos por dólar y un mínimo de 13.4076 pesos, informó Banco BASE.