La alineación de distintos factores ha generado un cambio favorable para Grupo Lala, pues el valor de sus títulos que cotizan en la BMV muestra una tendencia positiva, incluso un retorno potencial de 14.36% para los próximos 12 meses.

En octubre de 2013, la compañía de La Laguna inició operaciones en la BMV, recaudando hasta 14,055 millones de pesos en su primera cotización. El precio de salida fue de 29.59 pesos.

Las acciones mantenían una tendencia defensiva debido al sector al que va dirigida ya que es considerada una firma de productos básicos como lo son leche, quesos, yogurt, entre otros.

Aunque, los papeles mantuvieron una tendencia ligeramente negativa durante los primeros seis meses de su ingreso a la BMV, mostraron cierto atractivo que los llevó a tocar su máximo histórico de 47.22 pesos por unidad, en abril de 2016.

Se cortó la leche

El 30 de mayo de ese mismo año, la compañía informó que se encontraba en proceso de adquirir los activos de Laguna Dairy en EU. Dicha transacción ascendió a 246 millones de dólares e incluía tres plantas productoras y cinco marcas con las que esperaba aumentar su expansión y ventas.

El anuncio dejó un sinsabor a los inversionistas quienes castigaron con un ajuste a la baja en 2.41% el valor de los papeles de la emisora.

En agosto del 2017, Lala, que pertenece al S&P/BMV IPC, anunció su intención de comprar 100% de las acciones de Vigor Alimentos, compañía de lácteos brasileña, por 1,800 millones de dólares. Después del anuncio, el valor de sus títulos se desplomó 7.20%, al pasar de 33.20 a 30.81 pesos por acción.

El problema no era la adquisición ya que, con ello, la compañía tendía a aumentar; empero, el castigo fue ante la situación económica que Brasil atravesaba y que no pintaba favorable para la emisora, sumado a que las valuaciones de la compra eran altas.

“El panorama macroeconómico en Brasil no es particularmente alentador, con caídas mayores a 3.5% en el Producto Interno Bruto (PIB) durante los últimos dos años y consumo deteriorado”, mencionaba en un reporte Intercam después de dicho anuncio.

Durante 2018, se comenzó a informar sobre los resultados de los nuevos integrantes, pero sus números eran negativos, incluso su rentabilidad se veía presionada, sobre todo en el caso de Laguna Dairy.

Aunque los resultados fundamentales de la compañía aún son débiles, existe una serie de factores que permiten tener optimismo en la productora de lácteos.

Marco Medina, analista en Vector, dijo que el mal trago ha pasado ya que la situación económica en Brasil muestra números más optimistas, además de que la inflación ha cedido y las tasas de interés en aquel país han bajado.

En el caso de Brasil se muestra “un entorno favorable para el consumo, creo que Vigor puede capitalizar buena parte de este ímpetu en el sector por el modelo de negocios que tiene”, mencionó.

No sólo lo anterior favorecerá a Lala, en México, la nueva administración federal busca implementar políticas públicas que beneficien a una parte de la población a través del incremento de su poder adquisitivo, mismo que incentivaría el consumo.

[email protected]