La aversión al riesgo provocó una pérdida de valor de capitalización de mercados accionarios en los países emergentes de 1.8 billones de dólares en enero pasado, destacó el Grupo Financiero Banorte.

Los inversionistas buscaron activos más seguros por la turbulencia de los mercados emergentes, por el recorte de otros 10,000 millones de dólares de compra de activos de la Reserva Federal de Estados Unidos y el menor crecimiento de China.

De hecho este ha sido el peor arranque de año, desde el 2008, expuso el grupo encabezado por Gabriel Casillas, director de análisis del banco.

El nerviosismo generó que inversionistas extranjeros también salieran de sus posiciones en México y se llevaran 6,342 millones de dólares que tenían en valores gubernamentales desde el 31 de diciembre del 2013 al 24 de enero de 2014, lo que equivale a una caída de 4.5 por ciento.

Georgina Ruiz, subdirectora de Análisis de Multiva, expuso que ante la volatilidad de los últimos días, los inversionistas retiran sus recursos de los mercados emergentes, al considerar que éstos son más riesgosos, pero una vez que se evalúe con más detenimiento el perfil de cada país, se observará un retorno de capitales a México para adquirir acciones de empresas.

PRIMERA VÍCTIMA

La volatilidad ya cobró su primera víctima. Se trata de Grupo Gigante, que tenía la intención de colocar las acciones de Office Depot hoy, 6 de febrero, en la Bolsa Mexicana de Valores y lo pospuso.

La empresa comercializadora de artículos de oficina y papelería buscaba obtener con la venta de acciones entre 4,500 y 5,000 millones de pesos con un precio de los títulos de 17 pesos por unidad.

Grupo Gigante informa que, debido a la volatilidad y condiciones de los mercados, ha decidido posponer la colocación pública de su subsidiaria Office Depot de México , informó al mercado accionario mexicano.

Gigante ya anunció la renegociación de su crédito puente, lo que le da un plazo para analizar otras opciones de financiamiento dijo José María Flores, analista financiero de Ve por Más.

El especialista recordó que VivaAerobus, que también se encuentra cercana a hacer su colocación de acciones, podría tomar una decisión parecida.

Sin embargo, la decisión dependerá de la urgencia y situación para disponer de los recursos.

En ese sentido, Carlos González, director bursátil de Monex, externó que es una buena estrategia dicha acción en el contexto actual de los mercados bursátiles, en donde los flujos de inversiones se están yendo de los mercados emergentes a las economías desarrolladas.

NO HAY CONDICIONES

Carlos Ponce, director de análisis del Banco Ve por Más, destacó que en el momento actual no existen condiciones favorables para colocar una empresa en el mercado bursátil.

Las empresas tienen la expectativa de obtener una determinada cantidad de financiamiento entre el público inversionista, pero si el ambiente no les favorece, entonces, tienen que abstenerse de salir , comentó el experto.

Explicó que las pérdidas consecutivas que ha tenido el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) a lo largo del año ya que ha caído 6.61% castigan la valuación de las empresas, por lo cual es previsible que las compañías que tenían la intención de incursionar en el mercado bursátil pospongan su decisión hasta encontrar un entorno más estable.

  • 4.5% se redujeron los recursos que de extranjeros en bonos gubernamentales.
  • 6.61% es lo que retrocedió el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores.

valores@eleconomista.mx