Uno de los principales funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos ofreció una predicción relativamente desfavorable para el crecimiento económico estadounidense, aunque de todos modos dijo que prevé que la Fed continúe recortando su estímulo monetario en los próximos encuentros.

Jeffrey Lacker, presidente de la Fed de Richmond, citó el gasto apagado del consumidor y de las empresas y una modesta productividad del trabajo prevista para predecir que el Producto Interno Bruto (PIB) estará un poco arriba de 2% este año.

Eso se encuentra en el límite inferior del rango de predicciones, de entre 2.2 y 3.3%, para la expansión del PIB, que habían hecho en diciembre los funcionarios de la Fed.

Según Lacker, veremos que el crecimiento cederá este año a algo más cerca de 2%, cerca de la tasa que hemos visto desde la Gran Recesión .

En un reconocimiento a una mayor tasa de crecimiento y una caída del desempleo, el banco central ha recortado su programa de compras de bonos en 10,000 millones de dólares en dos ocasiones en igual cantidad de meses. Ahora las adquisiciones totalizan 65,000 millones de dólares al mes y la mayoría de los economistas anticipa más reducciones.

Lacker, que desde hace tiempo se opone al estímulo agresivo, repitió que prevé más reducciones en los próximos encuentros.

También predijo que la baja inflación actual se acelerará para aproximarse a la meta de 2% de la Fed dentro de un par de años o quizá antes.