El mercado accionario mexicano operó dentro de un ambiente de optimismo en las negociaciones de este jueves, al experimentar un repunte de 3.59%, observándose su mayor ganancia en lo que va de este 2014 y desde agosto del 2011, por lo que el principal indicador bursátil superó los 42,000 puntos.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), bajo ese contexto llegó a las 42,475.67 unidades, que comparado con el nivel registrado de la jornada previa (41,341.61 enteros) resultó un incremento de 1,471.23 puntos, en una sesión donde figuraron los avances de América Móvil, Alfa, Cemex, Walmart y Grupo Financiero Banorte.

El mercado mexicano estuvo en línea con el desarrollo positivo de las operaciones de Wall Street, pues el índice industrial Dow Jones mostró un repunte de 2.43%, mientras el indicador de las empresas de tecnología Nasdaq Compuesto subió 2.24% y el Standard and Poor’s 500 avanzó 2.40% en cifras preliminares.

El ánimo de los inversionistas impulsó a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) a reportar su mayor alza de los últimos 40 meses, después del aumento registrado el pasado 11 de agosto del 2011, cuando subió 4.26%, con lo cual el saldo negativo acumulado en este año se redujo a sólo 0.59 por ciento.

La fuerte compra de instrumentos de mayor riesgo por parte de los inversionistas fue originada después del comunicado de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, comentarios del Banco Central Europeo (BCE) y datos económicos positivos a nivel internacional.

Janet Yellen, presidenta de la Fed, mencionó que espera mantener las tasas de referencia cercanas a cero, por lo menos hasta el primer trimestre del 2015.

Las bolsas europeas también mostraron ese comportamiento positivo, como es el caso del indicador Dax de Alemania, que experimentó un avance de 2.79%; el índice MCX de Rusia, que mostró un repunte de 4.49%; mientras el IBEX-35 de España registró un aumento de 3.4% y el FTSE de Inglaterra logró una ganancia de 2.04 por ciento.

Sin embargo, el tipo de cambio peso-dólar no siguió esa misma tendencia, al presentar hacia el cierre las operaciones una depreciación de 0.10%, equivalente a menos 1.4 centavos, cotizando en alrededor de 14.5990 pesos por dólar en operaciones al mayoreo, mientras al menudeo se negoció en 14.83 pesos según información de Banamex.

En tanto, los principales cruces con respecto al dólar estadounidense finalizaron la jornada con resultados mixtos ante la falta de indicadores económicos relevantes, sobre todo de Estados Unidos, para los mercados financieros.

Al final de las transacciones, el franco suizo fue la divisa más depreciada del día tras retroceder 0.68% frente al dólar, luego de que el Banco Nacional de Suiza decidió implementar una tasa negativa de 0.25% sobre los excesos de depósitos de los bancos comerciales, siempre y cuando los mismos rebasen en 20 veces el requerimiento mínimo de reservas.

La medida tiene como objetivo proteger al franco suizo de una apreciación profunda frente al euro, pues a raíz de la inestabilidad financiera de Rusia ha generado una fuerte demanda por activos libres de riesgo.

Es importante recordar que una apreciación sostenida del franco frente al euro representa riesgos deflacionarios para Suiza, que desde septiembre del 2011 fijó un nivel de 1.20 francos por euro como piso mínimo en caso de una apreciación acelerada. Al cierre de la sesión, el franco se ubicó en 1.2037 francos por euro.

Con relación al mercado internacional del petróleo, el crudo reanudó su tendencia decreciente, toda vez que el Brent perdió 2.57% durante la sesión para ubicarse en los 59.52 dólares por barril, mientras que el WTI perdió 3.33%, para cotizar en 54.59 dólares por barril y la mezcla cerró con una baja de 1.6% para establecerse en los 48.43 dólares por barril.

En el corto plazo, debido a la escasez de noticias económicas relevantes, las divisas de países productores de petróleo -como el caso de México- podrían continuar sus monedas con movimientos en los próximos días.

En tanto, el ministro del Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, dijo que la OPEP no puede reducir su producción sin el apoyo de otros grandes productores, quienes parecen no querer llevar a cabo esa estrategia.

Mientras que Rusia afirmó que no reducirá su bombeo del hidrocarburo, incluso aunque los precios del barril de petróleo caigan.

Bolsa Mexicana de Valores

[email protected]