Con la reforma energética, las empresas del Estado como Pemex y las compañías privadas que participen en proyectos de inversión podrían requerir cerca de 60,000 millones de dólares al año y en este proceso, el mercado de valores debe acompañar el desarrollo del país y ser un vehículo de financiamiento, afirmó Luis Robles, consejero de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El también presidente de la Asociación de Bancos de México mencionó que los recursos que se requieran provendrán de bancos, inversionistas institucionales como las afores y de un mercado de valores sólido .

En entrevista, Robles Miaja reconoció que el mercado bursátil mexicano no refleja el tamaño, el dinamismo ni las perspectivas de la economía, pero eso no sólo es culpa de los intermediarios o de la misma bolsa de valores, sino de una estructura empresarial concentrada .

Explicó que en el país las grandes empresas son muy grandes y muchas de ellas no se listan en el mercado bursátil porque no requieren financiamiento, o bien porque obtuvieron los recursos de manera directa, ya sea a través de los propios accionistas o mediante préstamos, y si bien esos mecanismos de expansión podrían resultar un poco más onerosos, las mantienen como compañías privadas .

Sin embargo, dijo, en los últimos años en esas grandes empresas que se califican como familiares hay un cambio generacional, y ahí es donde se tiene que trabajar en promover el mercado, ya que al buscar expandirse deberán ver la conveniencia de listarse e institucionalizarse, lo que les permitirá obtener recursos para concretar sus planes de crecimiento .

Reforma de oportunidades

El también presidente del consejo de administración de BBVA Bancomer insistió en que con la reforma energética se presentarán oportunidades enormes, por lo que la bolsa tendrá que cobrar un mayor dinamismo para ser un actor importante en el financiamiento de los cambios estructurales.

Reiteró que la caída en los precios del petróleo no frenará los planes de la banca en materia de otorgamiento de crédito a las empresas para proyectos energéticos, ya que las inversiones que se destinarán a ese sector no son de corto plazo.

Robles aseguró que a pesar de algunos problemas externos, los pronósticos para este año son favorables en lo que respecta a la inversión productiva, lo que necesariamente redundará en un aumento en la demanda de préstamos .

Insistió en que la banca cuenta con los recursos necesarios para prestar, somos los más interesados en destinar capital a proyectos que sean viables .

Se espera que la reforma energética sea uno de los detonantes de un mayor crecimiento económico debido a aumento de la inversión y a sus vínculos dinamizadores con otros sectores productivos , agregó Robles Miaja.

El consejero de la BMV recalcó que los cambios estructurales serán uno de los detonantes que contribuirán a un mayor crecimiento económico, ante un inminente aumento de la inversión, así como a sus vínculos con otros sectores.

Incluso, el impacto de los ajustes podría redundar en un crecimiento de entre 1.4 hasta 1.6% del Producto Interno Bruto.

Reiteró que ante esas mejores perspectivas es indispensable que el mercado de valores logre más profundidad y llegue a un mayor número de empresas medianas y grandes y que éstas vean a la bolsa con una buena alternativa para obtener recursos y crecer .

[email protected]