El número uno mundial del sector del lujo, LVMH, obtuvo un beneficio neto de 5,300 millones de euros (6,300 millones de dólares) en el primer semestre y volvió a su nivel anterior a la pandemia de Covid-19, anunció este lunes.

El beneficio es más de la mitad (+62%) superior al del primer semestre de 2019 y, además, se decuplica respecto al primer semestre de 2020, marcado por la crisis sanitaria y económica.

"En el contexto actual de salida de la crisis sanitaria y de recuperación de la economía mundial, creo que LVMH está en una posición excelente para continuar su crecimiento y reforzar aún más su liderazgo en el mercado mundial del lujo en 2021", dijo Bernard Arnault.

Las ventas globales del grupo alcanzaron los 28,700 millones de euros (33,900 millones de dólares) en el primer semestre del año, un 53% más que en el primer semestre de 2020 (+11% respecto a 2019), impulsadas por la división estrella de LVMH, la de moda y marroquinería (+38% respecto a 2019) gracias a los resultados de marcas como Louis Vuitton, Dior, Fendi, Loewe y Céline.