Irlanda volvió este jueves a emitir deuda en el mercado tras casi dos años de ausencia, captando 500 millones de euros (625 millones de dólares) con vencimiento a corto plazo, anunció el gobierno.

El país pagó unos intereses por las letras a tres meses del 1.80 por ciento.

La demanda fue 2.8 veces más que la oferta, precisó la Agencia Nacional del Tesoro en un comunicado.

A título comparativo, el país había realizado su última emisión a tres meses en marzo de 2010 pagando unas tasas del 0.50%, aunque suscitó menos interés.

Estamos alentados por la solidez de la demanda, los tipos de interés competitivos y el interés significativo de los suscriptores internacionales", comentó John Corrigan, director general de la Agencia.

"No obstante, somos conscientes del hecho de que se trata de una primera etapa hacia nuestro último objetivo, que es tener total acceso de nuevo a los mercados de capital", agregó.

El país no ha anunciado su intención de emitir mayores cantidades de deuda en el mercado a plazos mayores.

Irlanda, cuyos bancos se vieron muy afectados por la crisis financiera, a finales de 2010 tuvo que pedir 85,000 millones de euros de ayuda por un periodo de tres años a sus socios europeos y al FMI, que le han impuesto condiciones draconianas para reducir el déficit y realizar reformas.

RDS