Sin echar las campanas al vuelo, la buena racha que ha tenido el peso desde finales del año pasado y durante las primeras dos semanas del 2019 se ha debido, principalmente, a cuestiones externas, dijo Mario Maciel, director general de CIBanco.

En entrevista en sus oficinas ubicadas en Lomas de Chapultepec, el director general del banco especializado en el mercado de divisas afirmó que se trata “del debilitamiento del dólar, más que de la fortaleza del peso, que son dos cuestiones diferentes”.

Señaló que “cuando se fortalece el dólar, una de las monedas emergentes más castigadas es el peso mexicano. Y a la inversa, una de las divisas más beneficiadas cuando el billete verde se cae es también el peso”.

Entre las razones por las que el dólar luce débil están la guerra comercial entre las dos economías más fuertes del mundo, Estados Unidos y China, así como una perspectiva de menor crecimiento de la economía de EU.

Por ello, CIBanco pronosticó que para el segundo semestre de este año el tipo de cambio podría estar por arriba de 20.20 pesos por dólar.

Además de las razones externas, Maciel mencionó que a nivel doméstico está el pronóstico de un crecimiento menor a 2% del Producto Interno Bruto. “Está también el tema de un subejercicio del gasto público y la incertidumbre que existe sobre el panorama de la nueva administración federal”, añadió.

Mario Maciel sostuvo que los empresarios “no están atemorizados, son cautelosos. El desabasto de gasolina también puede influir mucho. Todos son factores que están afectando de una u otra manera el tipo de cambio peso-dólar”.

Volatilidad va para largo

Según el entrevistado, este año continuará a nivel mundial la volatilidad, que será incluso “similar a la del 2018, que estuvo bastante interesante”.

Al respecto, detalló que en el 2017 se dio el efecto Trump, el año pasado fueron las elecciones en México, y en el 2019 es la incertidumbre que existe en el ambiente macroeconómico, ante un posible menor crecimiento en Estados Unidos y China, y a nivel interno la incertidumbre de la nueva administración.

Guadalupano y americanista

Mario Maciel es guadalupano y americanista de corazón. Presume con orgullo una medalla que tiene colgada al cuello donde de un lado se encuentra grabada la imagen de la virgen morena y del otro el escudo del equipo de Coapa.

El directivo no ve “este año un crecimiento en el consumo. Por el contrario, lo que observamos en CIBanco es una contracción en el crecimiento. No se ve optimismo entre los empresarios”.

Se le preguntó su opinión acerca del Programa de Tandas para el Bienestar, en el que se otorgarán créditos directos a los pequeños emprendedores de todos los sectores y ramas, sin intermediarios ni intereses. Lo único que cuenta es su palabra.

Al respecto dijo que “es puro populismo. México es un país al revés. En las cárceles les dan desayuno, comida y cena a los presos, pero en las escuelas no les dan de desayunar a los niños”.

Por la volatilidad, el 2018 fue un buen año para CIBanco

El área de Estudios Económicos de CIBanco pronostica que Banco de México elevará una vez este año su tasa de interés de referencia en 25 puntos base para ubicarla en 8.50 por ciento.

Sobre el negocio de cambio de divisas que sigue siendo la parte medular de CIBanco, pues representa las 2/3 partes de sus ingresos, Mario Maciel afirmó que al banco le importa cómo le va al país, pero “paradójicamente cuando hay estabilidad el mercado cambiario se aplana y cuando hay volatilidad se incrementa”. Lo anterior, porque “hay más apetito por realizar transacciones en moneda extranjera. Cuando debes realizar algún pago en otra moneda compras una cobertura cuando hay volatilidad, es un incentivo”. Además, “los spreads se abren, lo que da más margen de maniobra hacer más dinero por cubrirte que perder. Si no estás en el lado correcto en el momento adecuado puedes perder mucho. Pero la volatilidad incentiva que existan mayores márgenes de maniobra para tener más utilidades”.

Maciel dijo que el 2018 fue un buen año para CIBanco, por la volatilidad.  Además, cumplió 10 años como banco después de haber operado 25 como casa de cambio.  Según enumeró, en el mercado spot, a noviembre del 2018, CIBanco es el primer banco en México por ingresos. En derivados, el tercero.

Maciel no quiso dar cifras, pues el área financiera está consolidando los estados financieros. A noviembre del 2018, CIBanco creció su captación a 32,000 millones de pesos, con una cartera cercana a 10,000 millones de pesos. “Somos un banco limpio, con una capitalización cercana a 13.5 por ciento”.

Comentó que 97% del negocio cambiario es dólar-peso, con el euro en segundo lugar con 2% y el restante 1% las demás divisas. Asimismo, 99% de su volumen es mediante medios electrónicos. En derivados lo que más maneja son forwards de tipo de cambio y swaps de tasas, donde lo principal es convertir tasas variables a fijas por el incremento que han tenido las tasas en EU.

Maciel dijo que en 42 años que lleva en el sector “he visto de todo. Vi la nacionalización, estatización y reprivatización de los bancos, el control de cambios, fuertes devaluaciones y altos niveles de inflación. Me tocó el error de diciembre. El mexicano está curtido, hemos visto ya muchas películas y aquí seguimos”.

[email protected]