Miembros del Comité Federal del Mercado Abierto de la Fed (FOMC, por su sigla en inglés), se encuentran preocupados por el impacto que tendrán las políticas fiscal y económica del gobierno entrante de Estados Unidos sobre el PIB.

Tal como se expone en las minutas de la reunión monetaria de diciembre, la mayoría de los integrantes del Comité reconoce que la economía podría alcanzar una mayor expansión en respuesta a la política fiscal expansiva que planea suministrar Donald Trump.

La minuta refiere la discusión y acuerdos que sostuvieron los miembros del FOMC como argumento para la decisión unánime de subir la tasa en 25 puntos base para dejarla en 0.75 puntos.

Incluso estimaron que la tasa del PIB real de EU podría expandirse de aquí al año 2019. Sin embargo, durante la discusión sobre los pronósticos económicos, los participantes enfatizaron una considerable incertidumbre sobre la oportunidad, el tamaño y la composición que tendrá la futura política fiscal y la económica.

Varios de ellos destacaron que, en el mejor de los casos, la combinación de las políticas tributarias, de gasto y regulatorias, así como otros posibles cambios no precisados, que planea aplicar la nueva administración de EU podrían acelerar al crecimiento.

Ello apuntalará el esfuerzo de la política monetaria vía tasas, para estimular la economía.

No obstante, matizaron que existe la posibilidad de que esa misma combinación de políticas nuevas, desacelere la economía.

En consecuencia, advirtieron la pertinencia de dejar claramente expresado en el comunicado que, pese al incremento en la tasa, la política monetaria se mantiene en una fase acomodaticia .

Sin señal

Para el economista en jefe de Deutsche Bank, Joseph LaVorgna, las minutas no presentan ningún tipo de señal sobre la tendencia futura de las tasas.

En México, CIBanco considera que los miembros del Comité evaluaron el impacto de la política fiscal de Trump y les preocupa la posibilidad de acelerar el alza de tasas por la presión inflacionaria.

Sin embargo, otros miembros destacaron que algunos segmentos productivos se encuentran preocupados por el impacto adverso que tendrá algún tipo de políticas propuestas por la nueva administración y que serán discutidas en el congreso.

Los participantes coincidieron en que era demasiado temprano para saber los cambios que tendrían las políticas económicas y fiscales a implementarse en la nueva administración y qué tanto alterarían estos cambios al panorama económico .

Resaltaron que las políticas fiscales y otras, son sólo unos cuantos de muchos factores que impulsan al crecimiento económico y que deben ser tomados en cuenta para las decisiones de la política monetaria.

Por ello enfatizaron la importancia de dejar claro que la política monetaria mantendrá una fase gradual en la subida de tasas que será para responder apropiadamente al panorama económico y político .

[email protected]