El índice S&P 500 cerró el viernes en su nivel más alto en cinco años en Wall Street, tras datos que mostraron que los empleadores mantuvieron el ritmo de contratación durante diciembre en Estados Unidos y que el sector servicios creció con fuerza.

Los avances en el S&P 500 llevaron al índice a registrar su cierre más alto desde diciembre del 2007 y la mayor ganancia porcentual semanal desde diciembre de 2011.

La mayor parte de las ganancias se produjo en los días previos de la semana -reducida por las fiestas de fin de año-, incluido el avance más grande del índice en un día en más de un año que se registró el miércoles, después de que los políticos llegaron a un acuerdo para evitar el "abismo fiscal".

El promedio industrial Dow Jones ganó 43.85 puntos, o un 0.33%, para cerrar en 13,435.21 unidades, mientras que el índice S&P 500 subió 7.10 puntos, o un 0.49%, y terminó en 1,466.47 unidades.

El Nasdaq Composite, en tanto, ganó 1.09 puntos, o un 0.04%, y cerró en 3,101.66 unidades.

En la semana el S&P sumó un 4.6%, mientras que el Dow y el Nasdaq avanzaron un 3.8 y un 4.8%, registrando sus mayores ganancias porcentuales semanales en más de un año.

El índice de la volatilidad CBOE, un indicador de la ansiedad del inversor, cayó por cuarta sesión consecutiva, terminando la semana con un descenso de casi un 40%, el mayor descenso semanal que haya registrado. El cierre en 13.83 marca su nivel más bajo desde agosto.

En cuanto a los reportes económicos del día, el Departamento de Trabajo dijo que las nóminas laborales registraron un incremento de 155,000 puestos el mes pasado, apenas por debajo del nivel de noviembre y con incrementos a lo largo de todos los sectores de la economía, desde actividad fabril y construcción hasta cuidado de la salud.

También dieron impulso a las acciones los datos del Instituto de Gerencia y Abastecimiento, que mostraron que la actividad del sector de servicios de Estados Unidos protagonizó su mayor expansión en 10 meses.

Con el índice S&P 500 en un máximo en cinco años, los analistas dijeron que cualquier avance del índice por encima del máximo intradiario cercano a 1,475 que tuvo en septiembre podría ser difícil de alcanzar.

Un descenso en las acciones de Apple Inc de un 2.6% a 528.36 dólares mantuvo presión sobre el Nasdaq.

A las dudas respecto a la capacidad de Apple de producir productos más innovadores, se sumó que su rival Samsung Electronics Co Ltd estaría ampliando este año su liderazgo sobre el fabricante del iPhone en las ventas globales de teléfonos inteligentes, con un crecimiento de un 35 por ciento.

mac