La oferta pública de adquisición forzosa (OPA) del fondo australiano IFM Global Infrastructure Fund (IFM) para comprar 14.15% de las acciones de OHL México no prosperó, por lo que la emisora seguirá cotizando en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Tras la nueva OPA, que inició el 9 de abril y concluyó este 7 de mayo, el fondo australiano seguirá manteniendo indirectamente 85.85% de las Acciones de OHL México, mientras que 14.15% restante seguirá en manos del público inversionista.

Se informó en un aviso al mercado que IFM no logró adquirir 95% de las acciones de la concesionaria de carreteras a través de esta nueva OPA, por lo que OHL México seguirá siendo una empresa pública.

“IFM GIF da la bienvenida a los tenedores de acciones públicas de OHL México como socios en los negocios de OHL México y desea continuar participando con ellos en la emisora”, cita el comunicado.

OHL México recibe demanda

En otro hecho relevante, la emisora mexicana confirmó que este lunes 7 de mayo fue notificada sobre la demanda interpuesta en su contra por la compra de sus acciones por parte del IFM y de las medidas precautorias impuestas por un juez de la Ciudad de México.

OHL México alega que las medidas precautorias han sido concedidas sin previa audiencia, por lo que analiza los términos de la demanda para iniciar con su defensa.

“La empresa está analizando la demanda y ejercerá su defensa, estando confiada en que prevalecerá, toda vez que ha actuado con apego a la normatividad aplicable”, afirma.

El pasado jueves 3 de mayo, el juez 58 de lo civil del Tribunal Superior de Justicia de Ciudad de México, Agapito Campillo Castro, congeló las acciones de OHL México en la BMV e impuso medidas precautorias para proteger a los inversionistas.

Ello, tras admitir la demanda interpuesta por accionistas minoritarios representados por la firma de abogados DGT Díez Gargari, para solicitar la nulidad de compra de 100% de OHL Concesiones por parte de IFM.

Los inversionistas minoritarios que vendieron sus acciones en agosto del año pasado argumentan que se les ofreció un pago de 27 pesos por cada una de las acciones, cuando el valor contable era mayor a 41 pesos por papel. Mientras que a los accionistas de control se les ofreció un pago mayor.

Indican que “IFM no puede adquirir OHL México pagando barato a los accionistas minoritarios y caro a OHL”.

Hasta que no haya un fallo definitivo de la demanda, los accionistas minoritarios mantendrán el control total de OHL México y el IFM no podrá ejercer los derechos de 85.85% de las acciones que adquirió de OHL México, ni disponer de ellas, ni votarlas, ni recibir dividendos.

Las acciones de OHL México cotizaban en la BMV con una caída de 1.96%, para llegar a un precio mínimo de 27 pesos por papel, pero al final de la sesión se recuperaron y concluyeron sin variación, a 27.46 pesos por unidad.

judith.santiago@eleconomista.mx