El banco HSBC subió este miércoles a "neutral" su recomendación sobre las acciones del conglomerado mexicano Grupo Carso, del magnate Carlos Slim, argumentando que la separación de sus negocios inmobiliario y de minería la volvieron una empresa más fácil de entender.

Grupo Carso engloba las operaciones de ventas minoristas de Slim -el hombre más rico del mundo según la revista Forbes- así como a empresas industriales y de construcción.

En diciembre del año pasado la empresa escindió sus operaciones de minería y de bienes inmobiliarios en otras dos empresas, concentrándose en operaciones como su cadena de tiendas Sanborns, la industrial Condumex y la constructora CICSA.

Tras la separación, "Carso se convirtió principalmente en una apuesta minorista; mejoras graduales en el consumo doméstico y en el otorgamiento de crédito deberían favorecer a Grupo Sanborns, el negocio minorista de Carso, en la segunda mitad del 2011 y hacia el 2012", dijo HSBC en un reporte.

Además, el crecimiento de los sectores automotriz y de telecomunicaciones deberían beneficiar a Condumex -la división industrial de Carso-, mientras que una más acelerada asignación de obras públicas del Gobierno de cara a a las elecciones presidenciales del 2012 impulsaría a CICSA, añadió HSBC.

Previamente HSBC mantenía una recomendación de "ponderación por debajo del mercado" para las acciones de Grupo Carso.

HSBC dijo que la nueva composición de Grupo Carso hace que las operaciones minoristas (Sanborns opera las cadenas de tiendas del mismo nombre, a la de departamentos Sears, y a las de música y videos Mix-Up) representen 52%de los ingresos consolidados de la empresa.

HSBC fijó un precio objetivo para las acciones de Grupo Carso en 43 pesos. Este miércoles las acciones de la firma subían 0.44% en la bolsa mexicana, a un precio de 38.75 pesos.