Los 94 fondos soberanos que operan en el mundo gestionan actualmente 7.2 billones de dólares en activos, principalmente en el sector inmobiliario, tecnologías e industria, según el quinto Informe de Fondos Soberanos 2016.

El estudio elaborado por el IE Business School, ICEX (España Exportación e Inversiones) y la consultora KPMG destaca que en 2015 completaron 180 operaciones, un 30% más que en 2014 y en la primera mitad de 2016 se registraban ya más de un centenar.

En la presentación, el presidente del Sovereing Wealth Lab del IE Business School, Javier Santiso, recordó que en su primera edición hace cinco años el informe detectó 70 fondos, lo que muestra cómo es cada vez un instrumento de inversión en todo el mundo.

Resaltó que son los fondos asiáticos los más activos, algunos operando desde Londres, y recientemente con decisiones sobre activos de mercados no cotizados y la apuesta por las tecnologías, así como una caída en materias primas debido a los bajos precios del petróleo.

El director del Sovereing Wealth Lab, Javier Capapé, explicó que por ejemplo en América Latina los fondos de Perú y Chile son casos en que sirven de colchón en épocas como actual de bajos precios de materias primas.

Expuso que en cuanto a inversión en los últimos años se ha orientado a otros mercados como Estados Unidos o Europa, respecto de periodos anteriores en que se destinó mucho a América Latina.

En tanto, España ha recibido inversión de fondos soberanos por 35,000 millones de dólares entre 2009 y 2016, lo que está dentro de los principales destinos de operaciones de estas entidades, apuntó Santiso.

De las operaciones de 2015, el informe resalta el caso del sector hotelero que ha recibido 7,100 millones de dólares, con el fondo soberano de Qatar como principal inversionista.

Asimismo, como novedad se destaca las alianzas de fondos, como las de Tamasek y GIC de Singapur, o la del Fondo de Arabia Saudita y Mubadala con Softbank para crear el mayor fondo de inversión valorado en 100 mil millones de dólares.

Un fondo soberano de inversión, o FSI, es un vehículo de inversión de propiedad estatal que controla una cartera de activos financieros nacionales e internacionales.

estrategias@eleconomista.mx