ArcelorMittal, el mayor productor siderúrgico del mundo, logró cumplir el miércoles con sus pronósticos de ganancias del primer trimestre y dijo que las utilidades del segundo trimestre tocarán un máximo post crisis, gracias a la fuerte demanda de Estados Unidos.

Durante el primer trimestre del año, el fabricante de hasta 7% del acero mundial se vio beneficiado por los precios del metal, que se pusieron al día con el aumento de los costos del mineral de hierro y el coque metalúrgico.

ArcelorMittal, con sede en Luxemburgo, dijo que esperaba que el consumo de acero global crezca del 6.5 y 7.0% este año, con el mayor aumento en Norteamérica, donde se expandiría hasta un 10 por ciento.

La demanda de los sectores de automóviles, maquinaria y energía de Estados Unidos fue sólida. La ganancia estructural de la división que abastece a esas industrias creció más del doble en el primer trimestre frente al cuarto trimestre.

Se calcula que China -que no es un mercado grande de ArcelorMittal pero influye en los precios y la demanda- usará 7% más de acero este año que el año pasado, dijo la compañía, aunque el director de Finanzas Aditya Mittal espera que el crecimiento disminuya en el segundo semestre.

El sector de la construcción, un gran mercado para el acero, continuaba débil en Estados Unidos y Europa, y los disturbios en el mundo árabe y el terremoto en Japón también sofocaron la demanda, dijo ArcelorMittal.

Sus acciones bajaban un 1.5% a las 1317 GMT, una reversión de la ganancia del martes, mientras el índice líder de Europa subía un 0.5 por ciento.

El presidente ejecutivo Lakshmi Mittal, cuya familia posee 41% de las acciones de la compañía, dijo que el incremento de los envíos y precios había asegurado un sólido comienzo para el año y dijo que el 2011 debería ser más fuerte que el 2010.

La ganancia estructural (EBITDA) en el primer trimestre fue de 2,580 millones de dólares, comparada con un pronóstico de 2,400 millones de dólares en un sondeo de Reuters. Los resultados incluyen una ganancia de 300 millones de dólares por una reversión de la provisión para amortización de inventario.

Eso representa un incremento de 39% respecto al último trimestre del 2010, cuando un alza en el precio de los insumos oprimió los márgenes.

RDS