General Motors informó este miércoles que sus ganancias del primer trimestre del año saltaron a pesar de una escasez global de chips semiconductores que ha afectado a algunas de sus plantas.

La empresa, que tiene su sede en Detroit y cuyas acciones subían 3.3% tras la apertura de sesión en Wall Street, dijo que sus ganancias de todo el año antes de impuestos se ubicarán en la parte alta de sus proyecciones.

La mayor fabricante de autos de Estados Unidos reportó una utilidad neta de 3,000 millones de dólares, o 2.03 dólares por acción, un alza respecto a la ganancia de 294 millones de dólares, o 17 centavos por papel, registrados en el mismo periodo del año anterior.

Excluyendo ítems extraordinarios, la automotriz ganó 2.25 dólares por acción, bastante por encima de las expectativas de los analistas de beneficios de 1.04 dólares por acción. 

"La rapidez y agilidad de nuestro equipo está enfocada en dejar atrás la pandemia para poder concentrarnos en cómo manejar la escasez de semiconductores", dijo en una carta enviada a los accionistas la presidenta ejecutiva Mary Barra. "Este sigue siendo un periodo desafiante".

General Motors mantuvo la proyección de que la falta de semiconductores podría costarle a la empresa entre 1,500 millones y 2,000 millones de dólares de sus utilidades este año.

La empresa dijo que el gasto de capital de este año será de entre 9,000 millones y 10,000 millones de dólares. La presidenta ejecutiva afirmó que alrededor de 7,000 millones de dólares de ese monto estarán destinados al desarrollo de vehículos eléctricos y de conducción autónoma. 

 erp