El Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) realizará tres emisiones de bonos TFOVIS este año, por un monto cercano a 17,000 millones de pesos, de los cuales el primero se realizará antes de que finalice este mes, por 6,300 millones de pesos.

Adolfo Rodríguez Terrazas, subdirector de Finanzas de la institución pública, informó que las otras dos emisiones se realizarán tentativamente en junio y septiembre próximos, con lo que se bursatilizarán alrededor de 43,000 créditos hipotecarios al cierre del 2014.

El programa para este año, aprobado por la Comisión Ejecutiva del Fovissste, es prácticamente igual que el del 2013, ya que se realizaron tres emisiones en el mercado de valores por 16,967 millones de pesos.

Los TFOVIS han generado buenos resultados y lo vemos a través de la demanda que tienen entre los inversionistas, ya que son instrumentos confiables, respaldados en un efectivo esquema de cobranza de las hipotecas, lo que facilita la amortización , comentó el funcionario.

Asimismo, han otorgado rendimientos constantes para los inversionistas, de aproximadamente 4% promedio anual, si bien en el 2013 ofrecieron 3.65 por ciento.

En entrevista, Adolfo Rodríguez comentó que 80% de los compradores de los bonos son las administradoras de fondos para el retiro (afores), además de aseguradoras, tesorerías y fondos de inversión.

Entre el resto de participantes se encuentran pequeñas tesorerías e inversionistas privados.

Para todos ellos la seguridad de sus recursos descansa en el hecho de que por ley la cobranza de las hipotecas se hace vía nómina, al tiempo que este compromiso ocupa el segundo lugar después de la pensión alimenticia.

SIN PELIGRO DE IMPAGO

Rodríguez Terrazas aseguró que la cartera vencida no constituye ningún riesgo para los tenedores de TFOVIS, ya que el Fovissste reporta un índice de morosidad de 8.9%, pero, en particular, dijo que los préstamos que entran en la categoría de cedidos o bursatilizados arrojan una tasa de incumplimiento de 3 por ciento.

Antes de bursatilizarlos escogemos los préstamos de mayor control, que garanticen el pago a los inversionistas, así que actualmente no vemos ningún riesgo , expresó el funcionario.

Desde el 2009, que se emitieron por primera vez los TFOVIS, se han realizado 20 emisiones en el mercado de valores, por un monto global de 90,000 millones de pesos. El total de dichos bonos está respaldado por 391,000 préstamos hipotecarios, con una antigüedad promedio superior a 50 meses.

Después del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), el Fovissste constituye el segundo jugador dentro del mercado de bonos respaldados por hipotecas en el país, ya que sus TFOVIS participan con 37.5% respecto del valor de la cartera total, según Accival Casa de Bolsa, de Grupo Financiero Banamex, con datos a diciembre del 2013.

Adolfo Rodríguez destacó que la centralización del pago de la nómina magisterial en la Secretaría de Educación Pública (SEP) constituye otro ingrediente de seguridad para los inversionistas, ya que al eliminarse la intermediación de los gobiernos estatales para descontar los préstamos a los profesores se agiliza el proceso de cobranza a los acreditados y se reduce la posibilidad de una moratoria.

Esta nueva disposición, que forma parte de las reformas hacendaria y educativa, comenzará a operar a partir del 2015.

Para este año el Fovissste prevé otorgar 100,500 créditos hipotecarios a empleados públicos, por un monto global de 39,185 millones de pesos. De ese universo, 45,000 préstamos corresponderán al esquema tradicional de financiamiento y con esquemas bancarios, en tanto que el resto se destinará a otros productos, como atención a pensionados y crédito con subsidio.

Infografia

guadalupe.cadena@eleconomista.com