El petróleo cayó más de 2%, revirtiendo las ganancias de inicios de sesión, después de que un informe mostró que la demanda de gasolina cayó en Estados Unidos.

Los precios de los futuros cayeron luego de que los datos semanales del gobierno mostraran una menor demanda de gasolina con respecto a la semana anterior, lo que llevó a los operadores a ignorar los datos alcistas de los inventarios de crudo en Estados Unidos.

Los inventarios cayeron en 9.4 millones de barriles en la última semana a 498.4 millones, una caída más  pronunciada que la de 1.9 millones de barriles que los analistas esperaban.

El Brent bajó 1.15 dólares, o 2.52%, a 44.43 dólares el barril, después de dos días de aumentos. El West Texas Intermediate, en tanto, perdió 1.25 dólares, o 2.92%, a 41.51 dólares el barril. La mezcla mexicana cayó 2.31% o 95 centavos a 40.17 dólares el barril.