Este año han sido relativamente frecuentes las ventas de participaciones de controladores en sus empresas.

Hace poco lo hizo la familia Pérez Cruz con Gasco y ahora sería el turno de una de las familias controladoras de Falabella.

Por medio de una subasta de libro de órdenes, este viernes se enajenarán 37 millones de acciones del retailer, lo que equivale a cerca del 1.5% de la propiedad de la empresa.

En la operación hecha por Banchile Corredores de Bolsa se espera recaudar unos 300 millones de dólares.

Las fechas del proceso estipulan que este martes por la tarde se abra el libro de órdenes hasta el jueves, para finalmente el viernes hacer la operación en la rueda de la Bolsa de Comercio de Santiago.

Este anuncio sería el detonante del mal desempeño del papel de Falabella en la bolsa de Santiago, que este martes cerró con una caída de 2.76% a 5,451.80 pesos chilenos.