El índice FTSE 100 encadena una racha histórica no sólo para el índice de la Bolsa de Londres.

El más antiguo de todos los índices bursátiles, el promedio industrial Dow Jones de la Bolsa de Nueva York, no ha logrado superar las 14 jornadas consecutivas de alzas en sus más de 120 años de historia, desde que comenzara en 1896.

Las 14 sesiones consecutivas al alza han sido también una barrera inalcanzable para el otro gran índice de referencia de Wall Street. El Standard & Poor’s 500 registró su mayor racha alcista en abril de 1971, cuando sumó 14 subidas.

En España, el Ibex, tampoco ha experimentado una racha tan prolongada de avances. Su mejor registro son 12 sesiones de ganancias en marzo del 2009.

El FTSE 100 británico podría haber pulverizado ya todos los registros la semana pasada. Con las subidas que se anotó el viernes sumaría 14 sesiones de ganancias.

Esta racha comenzó el 22 de diciembre porque el día anterior cerró con recortes casi inapreciables.

El continuo goteo alcista de la Bolsa de Londres ha impulsado sus récords históricos por encima de la barrera de los 7,300 puntos.

La revalorización con la que ha iniciado el 2017 el FTSE da continuidad a la escalada que protagonizó en el 2016, un año en el que destacó cómo el índice bursátil más alcista de Europa.

Sus ganancias de 14% superaron con creces 6.8% que se anotó el Dax alemán y 4.8% del Cac francés. Índices como el Ibex y el Mib italiano concluyeron el ejercicio con un saldo negativo, de 2% y de 10%, respectivamente.