Exxon Mobil Corp registró su tercera pérdida trimestral consecutiva y detalló recortes de gastos más profundos para el futuro, en momentos en que la petrolera ha sido duramente afectada por el impacto del Covid-19 en la demanda y los precios de la energía.

El mayor productor de petróleo de Estados Unidos por volumen planea recortar su gasto de capital para 2021 a entre 16,000 y 19,000 millones de dólares desde los 23,000 millones anunciados previamente.

También dijo que está reevaluando sus negocios de gas natural en América del Norte y podría asumir una desvalorización de activos de entre 25,000 y 30,000 millones de dólares, pero solo si cambia sus planes de desarrollo a largo plazo.

Exxon no ha tenido amortizaciones en los campos de esquisto este año y ha dicho durante mucho tiempo que cree que la demanda de sus productos crecerá a medida que más personas se unan a la clase media a nivel mundial.

La pérdida neta de Exxon en el tercer trimestre fue de 680 millones de dólares, o 15 centavos por acción, frente a una ganancia de 3,170 millones de dólares, o 75 centavos por acción, hace un año.

La compañía espera superar los objetivos de reducción de gastos de capital y efectivo para 2020 y pronostica nuevos recortes el año próximo.

Esta semana, Exxon dijo que reduciría su fuerza laboral en aproximadamente un 15% y que mantendría su dividendo del cuarto trimestre sin cambios en 87 centavos por acción, lo que indica que 2020 será el primer año desde 1982 que no ha aumentado su pago a los accionistas.

Exxon fue duramente golpeada por la fuerte caída del barril y la demanda de la energía este año. Los precios en Estados Unidos se han desplomado un 39% desde el comienzo del año y la demanda mundial se ha reducido debido a la pandemia de Covid-19.