Antes de media jornada del jueves, el peso cotizaba por arriba de los 18.70 pesos por dólar; sin embargo, cerca de las 2:30 de la tarde, los participantes del mercado comenzaron a especular de que México y Canadá serían excluidos de los aranceles del acero y aluminio, llevando al peso hasta un precio de 18.65 pesos por dólar.

Una vez conformada la noticia a las 2:30 de la tarde, cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, notificara que Canadá y México quedan exentos de los impuestos, el peso fue negociado en 18.6340 pesos por dólar.

En operaciones normales del mercado (1:30 de la tarde), el tipo de cambio finalizó en 18.7520 pesos por dólar en negociaciones interbancarias, con respecto al cierre anterior de 18.7795 pesos, representó una recuperación de 0.15%, una revaluación de 2.75 centavos.

El dólar canadiense también se  apreció frente al dólar (0.16%), en contraste con el resto de las monedas que registraron pérdidas.

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, anticipó que en el corto plazo, el tipo de cambio mostrará cotizaciones más tranquilas, una vez que se disipó la preocupación que había sobre el cobro de los aranceles.

Agregó que los participantes de mercado pondrán su atención a la evolución de la política monetaria de Estados Unidos, pues de confirmarse que la Reserva Federal (Fed) opte por una política agresiva, el peso reaccionaría nuevamente con presiones alcistas.


ricardo.zamudio@eleconomista.mx