Deutsche Bank analiza la posibilidad de revisar a la baja el valor contable de su filial de banca minorista Postbank, informa Reuters, que cita fuentes familiarizadas con la operación.

Según dichas fuentes, la intención del mayor banco alemán sería situar el valor de Postbank en unos 2,800 millones de euros, ya que consideran que su valor actual, que asciende a 4,500 millones, es un precio inalcanzable tanto en una oferta pública como en una venta directa.

Según expertos consultados por Reuters, el precio del negocio de banca minorista se sitúa en la actualidad entre 0.5 y 0.6 veces el valor en libros.

Deutsche Bank adquirió en 2008 el Postbank por 6,400 millones para fortalecer su división de banca minorista, pero hace unos meses decidió que no formaba parte de su negocio estratégico, además de señalar que los costes de integración de esta filial eran muy elevados.

Por ello, el grupo financiero alemán colgó el cartel de venta a Postbank, que inicialmente se segregará de Deutsche Bank mediante su salida a bolsa este año.

Postbank, que tiene alrededor de 14 millones de clientes, tuvo en 2014 un beneficio antes de impuestos de 457 millones de euros, un 44% más que en 2013.

Deutsche Bank, que acumula una pérdida de dos dígitos en bolsa desde comienzos de año, ha recuperado hoy parte del terreno perdido, con una subida del 10%, hasta los 14.5 euros por acción.

Las sobre su situación financiera, acentuadas después de que anunciara unos números rojos récord de casi 6,800 millones en 2015, han golpeado con fuerza su cotización en los últimos meses, hasta el punto de que esta semana ha tenido que salir varias veces a la palestra para defender su solvencia.

fondos@eleconomista.com.mx