Los precios mundiales de los alimentos subieron 10% en julio por efectos de la sequía que ha golpeado los cultivos en Estados Unidos y Europa del este, informó el jueves el Banco Mundial, que instó a los gobiernos a reforzar los programas que protejan a la población más vulnerable.

De junio a julio, el precio del maíz y del trigo subió 25% cada uno, la soya 17% y sólo el precio del arroz cayó 4%, según el Banco Mundial.

En general, el índice de precios de alimentos del Banco Mundial, que sigue el valor de las materias primas alimentarias en el comercio internacional, fue 6% mayor que en julio del año pasado y 1% más que el anterior máximo de febrero del 2011.

El aumento de los precios amenaza la salud y el bienestar de millones de personas , dijo el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim. África y Medio Oriente son particularmente vulnerables, pero también lo son las personas de otros países donde los precios de los cereales han subido abruptamente .

Una severa sequía en Estados Unidos recortó marcadamente las existencias de soya y maíz de este año, mientras que un verano boreal seco en Rusia, Ucrania y Kazajistán perjudicó la producción de trigo.

El Banco Mundial indicó que sus expertos no prevén una repetición de la crisis del 2008, cuando el alza en los precios de los alimentos desató disturbios en varios países.

Sin embargo, factores negativos -como exportadores realizando compras por pánico, un fenómeno de El Niño severo, cosechas decepcionantes en el Hemisferio Sur o fuertes alzas en los precios energéticos- podrían causar aumentos significativos de valores como los vistos hace dos años , afirmó el banco.

Por separado, ministros de Finanzas del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC) emitieron un comunicado en su reunión del jueves en Moscú, instando a las naciones a evitar prohibiciones a las exportaciones en respuesta al aumento en los precios de los alimentos.

Rusia, un miembro de la APEC, impuso un embargo temporal sobre las exportaciones de granos hace dos años, luego de una caída en el rendimiento de sus cosechas.

Se espera que los líderes de la APEC discutan sobre las preocupaciones por la seguridad alimentaria cuando se reúnan la semana próxima, en Vladivostok.