Los resultados del tercer trimestre del productor estadounidense de aluminio Alcoa superaron las estimaciones de Wall Street, gracias a que su negocio de venta y distribución contrarrestó los bajos precios del aluminio y una demanda que sigue siendo débil.

Las acciones de Alcoa llegaron a subir hasta 6 centavos a 9.19 dólares tras el cierre del mercado, luego de conocerse los resultados.

La pérdida neta de Alcoa fue de 143 millones de dólares o 13 centavos por acción, comparada con una utilidad de 172 millones de dólares o 15 centavos por acción en el mismo trimestre del año pasado, según reportó la compañía con sede en Pittsburgh.

Pero ajustado a 175 millones de dólares por ciertos ítems, incluyendo cuestiones ambientales y la resolución de litigios civiles, la compañía reportó una ganancia de 3 centavos por acción. Sobre esa base, superó las estimaciones de los analistas que esperaban resultados planos para el trimestre.

Los ingresos cayeron 9% a 5,800 millones de dólares como resultado de una caída de 17% en los precios del aluminio con respecto al mismo trimestre del 2011, informó Alcoa, que es tradicionalmente la primera compañía del S&P 500 en dar a conocer sus resultados trimestrales.

El presidente y jefe ejecutivo de la compañía, Klaus Kleinfeld, reafirmó la apuesta de Alcoa a largo plazo por el aluminio, que es usado en la construcción y en la fabricación de automóviles y aviones, así como en las latas de bebidas. Agregó que espera que la demanda global se duplique entre el 2010 y el 2020.

Kleinfeld reconoció que aun hay mucha incertidumbre, pero destacó que los mercados están mostrando signos positivos de crecimiento.

En este momento, los mercados parecen moverse más por las tapas de los diarios que por los fundamentos, pero Alcoa se mantiene enfocada en las cosas que están dentro de lo que podemos controlar , explicó.