La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) fijará nuevos controles internos para las casas de Bolsa y ajustará el concepto de inversionista calificado . También fortalecerá las obligaciones para los directores generales.

De acuerdo con las reglas, los inversionistas calificados ya no podrán girar instrucciones a la mesa a quienes mantengan, durante los últimos 12 meses, inversiones en valores en una o varias entidades financieras por un monto igual o mayor a 3 millones de Unidades de Inversión (Udis), o que hayan obtenido en cada uno de los últimos dos años ingresos brutos anuales iguales o mayores a 1 millón de Udis, siempre que tenga una cierta transaccionalidad en su cartera de valores.

La CNBV detalló que, además, se obligará al director general de las casas de Bolsa a verificar que en las ofertas públicas restringidas sólo participen inversionistas institucionales o calificados para girar instrucciones a la mesa, con el fin de mantener un sistema adecuado de control.

Reconoció que se detectó que hay algunas personas que para considerarse como inversionistas calificados y girar instrucciones a la mesa podrían no tener conocimientos, experiencia o recursos suficientes para acceder a las ofertas públicas restringidas a que alude la Ley del Mercado de Valores.

Insistió en que con la emisión de las reglas que aplican para ofertas públicas restringidas, es indispensable que las casas de Bolsa, al colocar valores, se aseguren de que éstos los adquieran las personas a las que se les dirige la oferta.

En las disposiciones se detalló que los clientes de las casas de Bolsa, que busquen ser elegibles para girar instrucciones a la mesa de dinero, deberán acreditar que mantuvieron en promedio durante el último año inversiones en valores equivalentes en moneda nacional a por lo menos 20 millones de Unidades de Inversión.

También deben de contar con las herramientas y mecanismos informáticos que les permitan dar seguimiento a las instrucciones que giren al intermediario y presentar una manifestación en la que declaren un conocimiento sobre el tema.

Como parte del fortalecimiento del marco regulatorio y de supervisión de las casas de Bolsa, en este año, las casas de Bolsa tendrán que sustituir el concepto de Consumo de Capital por el índice de Capitalización (ICAP), que se fijará en 8 por ciento.

Además, se ajustarán las medidas correctivas y de alertas tempranas para que las autoridades actúen en caso de detectar un problema en alguna entidad.

La intención de la CNBV es adoptar mecanismos correctivos mínimos y especiales que deberán cumplir estos intermediarios, de acuerdo con la categoría en que se clasifiquen y se fijarán cinco categorías, según el cumplimiento de su Índice de Capitalización y su coeficiente de capital básico y fundamental.

La autoridad aclaró que no se aplicarán medidas correctivas cuando las casas de Bolsa mantengan un Icap igual o superior a 10.5%; un coeficiente de capital básico igual o superior a 8.5%, y un coeficiente de capital fundamental igual o superior a 7 por ciento.

Se acordó como una medida correctiva la presentación de un plan de conservación de capital que aplicará a las casas de Bolsa que se ubiquen en la categoría II, es decir, aquellas que no cumplan con el suplemento de conservación de capital de 2.5 por ciento.

Incluso, se adoptarán esquemas correctivos mínimos y obligatorios para las entidades clasificadas en las categorías II a V, así como medidas cuya aplicación quedará a discreción de la CNBV.

[email protected]