Los procedimientos de embargo inmobiliario en Estados Unidos se redujeron en abril, por primera vez en cuatro años, luego de un récord en marzo, indicó el gabinete especializado RealtyTrac en un comunicado.

En el mes de referencia los embargos descendieron 9% en relación a marzo, y 2% respecto a un año antes, afectando a 333,387 viviendas, precisa el gabinete en su último estudio mensual, que publica desde enero del 2005.

RealtyTrac subraya que el descenso en proyección anual es el primero que se registra desde que mide esta variante, en enero del 2006.

Pero el retroceso resulta de una baja de 27% de las notificaciones de atraso en los pagos. Los embargos, última etapa del procedimiento, aumentaron netamente: las tomas de posesión de los inmuebles por parte de los bancos subieron 45% en relación a abril del 2009, alcanzando un nivel récord, mientras que los remates forzosos siguen siendo muy numerosos y se incrementaron 1 por ciento.

RDS