Las acciones de la minera Grupo México (GMéxico) ampliaron ayer sus pérdidas en la Bolsa Mexicana de Valores al caer 1.76% a 37.36 pesos, golpeadas por las preocupaciones de los inversionistas sobre sus operaciones en Perú, luego de la victoria de Ollanta Humala en las elecciones presidenciales de ese país.

Así, los títulos de la minera hilaron dos jornadas a la baja, en las que acumulan un retroceso de 9.10%, con lo que su valor de capitalización ha caído en alrededor de 30,328.9 millones de pesos desde el viernes pasado, ante temores del futuro de su filial Southern Copper (SCC) en Perú.

Luego de emitir un comunicado conjunto con GMéxico, en el que indicaron que trabajarán cercanamente con el nuevo gobierno, el presidente de SCC, Óscar González, dijo a Reuters que la minera pondrá en revisión sus inversiones por hasta 2,000 millones de dólares en ese país a la espera de mayores señales sobre las medidas que el nuevo gobierno implemente en el sector.

El gobierno ha hablado del impuesto de regalías a las sobreganancias, pero no sabemos qué van a hacer en detalle. Mientras no veamos cuáles vayan a ser las medidas que se van establecer por el nuevo gobierno y el Congreso vaya a discutir, nosotros vamos estar a la espera , consideró González.

En este contexto, los inversionistas temen que el izquierdista Humala implemente mayores controles estatales, poniendo en riesgo los capitales.

SCC es una de las dos mineras propiedad de GMéxico, que opera en México y Perú, con exploraciones de campo en Chile. GMéxico controla 80% de SCC a través de su subsidiaria Americas Mining Corporation y contribuye con un fuerte porcentaje de las ventas de GMéxico.

En línea con el rebote del mercado peruano, los títulos de SCC subieron 0.32% en la Bolsa de Lima, mientras que en Nueva York ganaron 1.66 por ciento.

Southern opera las minas de Toquepala, Cuajone y la refinería de Ilo en Perú. En México tiene a su cargo los yacimientos La Caridad y Buena Vista.

Uno de sus proyectos pendientes en Perú es el de Tía María en Arequipa, que implica una inversión de 1,000 millones de dólares y cuyo estudio ambiental fue rechazado en medio de conflictos con los pobladores; se proyectaba que le representaría 22% de crecimiento en el volumen durante los próximos cinco años.

HUMALA YA BUSCA CALMAR A LOS INVERSIONISTAS

Ante el nerviosismo de los inversionistas, el Presidente electo envío un mensaje la tarde de ayer a los inversionistas de que negociará el alza en impuestos y que emitirá deuda para financiar sus programas sociales.

En el caso especifico del sector minero expuso: El porcentaje lo tenemos que conversar con las empresas, viendo también los márgenes sobre las ganancias .

Reiteró que no tiene intenciones de copiar al mandatario venezolano Hugo Chávez, quien impulsa una estatización de los sectores económicos clave y que en cambio seguiría su propio camino de gobierno.

ESPECIALISTAS, SU PUNTO DE VISTA

Por lo pronto Accival Banamex recortó su recomendación para los títulos de GMéxico a compra desde mantener y también redujo su precio objetivo a 12 meses a 43 desde 55 pesos.

Lo anterior, ante los riesgos políticos que enfrentan las operaciones en Perú dados los vínculos entre Humala y el presidente de Venezuela Hugo Chávez.

Asimismo consideran que los próximas nombramientos políticos en Perú serán la clave para las acciones de la minera. La entrada de políticos moderados mejoraría la perspectiva para minera mexicana.

Contrario al enfoque de Accival, Bancomer emite una recomendación de superior al mercado , ya que para el grupo financiero el peor escenario sería una nacionalización sin indemnización, pero aún así el valor fundamental de la minera se situaría en el rango de los 35 pesos por acción. De esta manera, concluye que el potencial de caída podría ya estar limitado.

En esta misma línea, especialistas internacionales coinciden en que el mercado ha sobrerreaccionado, por lo que para calmar los temores es necesario que los inversionistas conozcan al equipo económico de Humala; sin embargo, no se espera que los nuevos planes difieran en exceso de las políticas actuales.

[email protected]