Hace unas semanas la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en México informó que licitará proyectos en carreteras por un monto aproximado de 18,000 millones de pesos, adelantando los procesos para que durante la primera mitad del año se inicie la construcción de los mismos y beneficiando a empresas del ramo, entre ellas, Empresas (ICA) y Cemex (CX).

En el mes de julio el presidente Enrique Peña Nieto prometió 314,160 millones de dólares para la infraestructura en su sexenio (2013- 2018), de los que 100,531 millones irían a infraestructura de transportes y telecomunicaciones, y el resto a inversiones de otros organismos como Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El proyecto contemplaba, entre otros, 15 autopistas, 29 carreteras, 16 libramientos, siete puentes, tres trenes de pasajeros, seis sistemas de articulados de transporte urbano en diversas ciudades, cuatro tramos de trenes de carga, siete aeropuertos y siete puertos marítimos.

A pesar del anuncio, los avances del programa se hicieron esperar hasta diciembre, resultando 2013 un año difícil para la construcción, con una transición presidencial más problemática de lo que se esperaba, lo que contribuyó a desacelerar los avances logrados, al significativo aumento de las cuentas por cobrar y al menor ritmo de reposición del estado de contratación.

No obstante, de acuerdo con los especialistas de Actinver, la reactivación en las licitaciones, junto con el avance de la reforma energética en México, beneficiará especialmente a compañías como Empresas ICA (ICA) y a Cemex (CX), gracias su liderazgo en el sector.

Los analistas de Monex incrementaron su posición en las acciones de Cemex debido a que la emisora podría verse beneficiada por futuros anuncios de proyectos de infraestructura en México. Además, durante el 2014 se podría estar reactivando el gasto del Gobierno, con lo que se estarían mejorando los resultados en nuestro país , señalan.

Aunque en 2013 las acciones de ICA mostraron un balance desfavorable y las de Cemex tuvieron un notable desempeño comparadas con el año previo y con el mercado mexicano en general, ambos valores cuentan con recomendaciones de Compra por parte de los analistas, al considerar potenciales ventajas en los siguientes meses.

Los inversionistas que identificaron a ICA a principios de 2013 como un posible beneficiario clave de la reforma energética se adelantaron demasiado, ya que las inquietudes sobre el balance general y una gran recesión en la industria de la construcción arrastraron al precio de ICA la mayor parte del año. (Sin embargo) el 2014 será más prometedor a medida que mejora el apalancamiento, se recupera la actividad de la construcción civil y comienzan los proyectos de ingeniería y construcción, además de que las ventas de activos también podrían ofrecer sorpresas positivas , dicen los analistas de Banamex Accival.

En específico para la acción de ICA se observa un punto de entrada atractivo.

[email protected]