La jornada de ayer comenzó tranquila para el peso mexicano ante la ausencia de operaciones en el mercado neoyorquino ante las el feriado por el día de Martin Luther King, el cual redujo los volúmenes en las operaciones y mantuvo baja liquidez.

La ausencia de información económica relevante en los Estados Unidos permitió que aumentara la importancia del reporte del PIB de China con un crecimiento en el cuarto trimestre de 7.7% frente al 7.6% esperado por el consenso del mercado, aunque por debajo del 7.8% que se reportó el mes anterior.

Las cifras mantuvieron la confianza sobre la economía en China, pues a pesar de un freno en su crecimiento que trata de evitar un sobre calentamiento, mediante reformas que tratan de promover el consumo doméstico a costa de las exportaciones y la inversión, lo que podría sugerir un crecimiento con menor fuerza para este año, pero dejando bases para un crecimiento con más estabilidad.

En este contexto el peso mexicano terminó con una pérdida de 1.10 centavos al ubicarse en 13.248 pesos según el Banxico.

Hoy los mercados regresan a las actividades normales, aunque la agenda económica sigue sin información relevante.

Análisis Técnico

La divisa azteca aún mantiene riesgos al no recuperarse por debajo de los 13.20, donde tiene una zona de soporte que deberá confirmar para habilitar movimientos de apreciación cercanos a los 13.09 en un primer arranque. No obstante, un cierre sobre los 13.30 mantiene el escenario de riesgos pues habilitaría la resistencia en 13.50 unidades, el cual se ve hoy con baja probabilidad.

Los estocásticos confirmaron la señal de apreciación para el peso, aunque aún faltan el RSI y los MACD con señales alcistas que mantengan la confianza sobre la moneda.

fondos@eleconomista.com.mx