La moneda mexicana se depreció 4.06% la semana que recién terminó, cotizando en 21.8335 pesos por dólar el viernes pasado, lo que benefició a los inversionistas en el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), impulsando los rendimientos de las empresas extranjeras listadas en este mercado.

Sin embargo, la depreciación del peso se detuvo en la apertura del mercado electrónico este domingo, pues se ubicaba en 21.6960 pesos por dólar a las 8:00 de la noche hora de la Ciudad de México, una apreciación de 0.63% o 13.75 centavos respecto al cierre del viernes.

Al mismo tiempo, los futuros de los índices de Wall Street comenzaron sus operaciones al alza, con el industrial Dow Jones mini avanzando 0.49% a 35,029.0 puntos, el tecnológico NASDAQ mini subiendo 0.54% a 16,138.0 unidades y el S&P 500 mini ganando 0.59% a 4,623.0 puntos.

La depreciación del peso la semana previa fue ocasionado principalmente por el aumento de contagios y el desarrollo de la variante Ómicron del Covid-19, la cual fue declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una variante preocupante, y ha generado nuevos cierres en países europeos, de tal forma que los inversionistas apuestan por activos de refugio como el dólar, lo que incrementó el precio de las empresas en el SIC.

"La nueva variante del coronavirus eleva el riesgo de que se implementen medidas similares a las del segundo trimestre del 2020, con consecuencias negativas para la actividad económica global", escribió Gabriela Siller, directora de Análisis Económico en Banco Base, en un reporte.

Janneth Quiroz Zamora, subdirectora de Análisis en Monex, dijo que “la demanda de activos de refugio se incrementó significativamente durante la noche del jueves al viernes, con el rendimiento de los bonos del gobierno cayendo, ante la noticia de una nueva cepa del Covid-19. Esto se suma a las inquietudes sobre la recuperación económica mundial frente a la posibilidad de que sea necesario reimponer medidas sanitarias que restrinjan la movilidad”.

Doble ganancia

Debido a la depreciación del peso, las emisoras cotizadas en el SIC tuvieron un incremento en sus precios, de tal forma que los inversionistas aprovecharon el momento para participar en el mercado extranjero de la BMV.

Solo el viernes pasado, el SIC registró operaciones por 18,744 millones de pesos, mientras que el mercado local solo 9,580 millones. La ganancia extraordinaria de las emisoras en el SIC se ejemplifica cuando una acción que generalmente tiene un precio de 100 dólares en Estados Unidos, pasaría a 2,082.21 pesos el viernes 19 de noviembre y suponiendo que quedó estable la acción en 100 dólares, la depreciación del peso la llevaría a 2,183.35 pesos el viernes 26 de noviembre.

Si la misma acción habría aumentado 5% en la semana, se sumaría a la depreciación, teniendo un precio de 2,292.52 pesos.

Entre las principales ganancias en el SIC está la biotecnológica estadounidense Moderna con 31.95% de rendimiento. También el laboratorio Novavax con 19.90% de alza y la petrolera brasileña Petrobras con ganancia de 12.98 por ciento. Pfizer fue otra de las grandes ganadoras de la semana con 11.85% de aumento y la petrolera Chevron con 8.10% de rendimiento.

Detrás de la lira turca

Peso, la segunda divisa más depreciada

La moneda mexicana terminó la semana como la segunda divisa más depreciada frente el dólar, solo por detrás de la lira turca, debido a la aversión al riesgo entre los inversionistas en el mercado ante la variante Ómicron del Covid-19.

El tipo de cambio peso-dólar pasó de 20.8221 unidades por billete verde el viernes 19 de noviembre a 21.8335 pesos por dólar el viernes pasado, esto es una depreciación de 4.06% en la semana.

El peso acumuló siete sesiones de depreciación, perdiendo 1.16 pesos o 5.51% en dicho periodo, así como una pérdida frente al dólar de 9.44% en lo que va del 2021.

La lira turca terminó la semana con una caída de 12.63% a 12.4233 unidades por dólar, luego de las declaraciones del presidente Recep Tayyip Erdoğan de bajar la tasa de interés pese al aumento de la inflación en dicho país.

El rand sudafricano se depreció 4.32% a 16.2417 unidades por dólar, mientras el rublo ruso perdió 2.71% frente al dólar y el real brasileño se depreció 0.99% en la semana.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico en Banco Base, escribió que “el dólar se fortaleció en los primeros días de la semana tras la nominación de Jerome Powell para un segundo periodo al frente de la Reserva Federal. La decisión dio certidumbre al mercado, pero se especuló que la Fed podría acelerar el ritmo al que retirará sus estímulos monetarios”.

Hay un aumento en la aversión al riesgo global por la nueva variante del coronavirus, agregó. “Varios países de la Unión Europea ya anunciaron restricciones de viaje hacia África, principalmente Sudáfrica, en donde se identificó la variante. Adicionalmente, ya se confirmaron casos en Hong Kong, Israel y Bélgica”.

La resistencia fue marcada por la libra esterlina que le ganó 0.94% al dólar, a 1.33 dólares por libra, seguido del yen japonés con una ganancia de 0.39 por ciento.

ariel.mendez@eleconomista.mx