Con la entrada en vigor este año de la reforma fiscal, las cuatro principales cadenas que operan en el sector autoservicios Chedraui, Comercial Mexicana, Walmart y Soriana se verán afectadas en su pago efectivo de impuestos; pero mientras para tres dicha tasa incrementará entre uno y dos puntos porcentuales, para Chedraui el aumento será de 10 por ciento.

De hecho, Chedraui podría obtener 7% menos utilidades por el pago de impuestos este año. Su pecado fue diversificar sus negocios y, con la eliminación de la consolidación fiscal, perderá terreno frente a sus competidores.

El principal factor que impactará en las cadenas será la eliminación de la consolidación fiscal, dijo Juan Elizalde, analista de Grupo Financiero Ve por Más, no obstante que para Chedraui impactará además la eliminación de la depreciación acelerada y el que no pueda deducir completamente las prestaciones exentas de los trabajadores.

Soriana, además del incremento a los impuestos sobre utilidades, se verá afectada en ventas con la homologación del IVA en la frontera.

En entrevista, Elizalde explicó que para Walmart la tasa de impuestos efectiva fue de 28% en los últimos tres años y prevé que este año aumente a 29 por ciento.

La consolidación fiscal permitía a las compañías sumar operaciones de sus subsidiarias, compensando pérdidas y ganancias, y disminuir el pago de impuestos, explicó Ernesto Fabián Castañeda, especialista en Derecho Fiscal del Tecnológico de Monterrey.

Este régimen desapareció en términos generales. El tema de consolidación resulta muy complicado porque tenía consecuencias en los registros contables de las empresas. dijo.

Además, precisó, cambiaron las reglas de diferimiento de los impuestos, pues muchos de los supuestos que usaban las empresas para pagar en diferentes plazos los impuestos se anularon y se tienen que pagar en la fecha del ejercicio fiscal.

Infografia

claudia.tejeda@eleconomista.mx