Los precios del crudo ganaron el miércoles más de 3% por señales de una mejora de la demanda y un descenso de los inventarios en Estados Unidos, aunque los temores a la recesión económica por la pandemia del coronavirus y débiles márgenes de refinado limitaron los avances.

La mezcla mexicana de exportación subió 4.37% o 1.16 dólares para cotizar en 27.71 dólares el barril.

Los futuros del referencial internacional Brent ganaron 3.17% o 1.10 dólares, a 35.75 dólares por barril. Por su parte, los futuros para julio del West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) subieron 3.05% o 99 centavos a 33.49 dólares el barril.

Ambos contratos aumentaron más de 5% durante la sesión.

Los inventarios de crudo en Estados Unidos bajaron en 5 millones de barriles en la semana hasta el 15 de mayo, mostraron datos de la gubernamental Administración de Información de Energía.

“Los fundamentos del mercado están mejorando, gracias a los recortes de suministro y la recuperación de la demanda”, dijo ING en una nota.

El alivio de las restricciones en todo el mundo está impulsando la demanda de combustibles, mientras que los datos iniciales de envíos mostraron un fuerte cumplimiento hasta el momento del pacto de recorte de producción sellado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados.

No obstante, las débiles ganancias en el refinado persisten, lo que podría aplazar la recuperación de la demanda petrolera. Las refinerías tienen depositadas sus esperanzas en un aumento de la demanda de gasolina según se vaya aliviando el cierre de los países.