Ante el aumento del precio de la gasolina en Estados Unidos, ciudadanos del estado de California incrementaron el consumo del energético 10% en territorio mexicano, calculó el Colegio de la Frontera Norte (Colef).

El investigador Alejandro Díaz Bautista detalló que las estaciones gasolineras ubicadas en zonas turísticas y la carretera escénica Tijuana-Rosarito-Ensenada son las que registran mayor consumo del energético, principalmente de gasolina Magna, la de menor octanaje, y de diésel.

En dicho corredor turístico se reporta un mayor consumo del combustible por personas que llegan con todo tipo de vehículos y camionetas por el incremento en el precio del energético en California, aseguró Alejandro Díaz, catedrático e investigador del Colef.

En ese estado, el insumo tiene un valor de poco más de 12 pesos por litro, mientras que en México cuesta 9.90 pesos el litro. Lo que significa que consumir el energético automotriz en territorio mexicano es 22% más barato.

De ese modo, el precio del combustible se colocó por debajo de los precios registrados en el mercado internacional.

Jorge Alonso, especialista en temas macroeconómicos del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), explicó que México está subsidiando el combustible que consumen ciudadanos estadounidenses, pero eso no afecta a la economía del país, sino todo lo contrario .

Los turistas o ciudadanos que cruzan a México a consumir gasolina no sólo compran eso, adquieren otras cosas, lo que genera un derrame económico y beneficia al país , explicó Jorge Alonso.

Jaime Bursiaga, encargado de una gasolinera que se ubica en la carretera Transpeninsular de la frontera norte, explicó que no sólo está aumentando el consumo de gasolina por el cruce de ciudadanos estadounidenses, también es porque los habitantes nacionales que anteriormente se abastecían en EU en busca de mejores precios ahora lo están haciendo en México. Sin embargo, el experto del Colegio de la Frontera Norte denotó que el aumento de las ventas del combustible no ha sido mayor porque la revisión de cruce les lleva en promedio de una a dos horas y eso no es del agrado de los californianos.

AUMENTO AFECTA ECONOMÍA FAMILIAR

El catedrático Alejandro Díaz Bautista indicó que en México el litro de gasolina Magna subió 9 centavos en febrero del 2012, por lo que el aumento acumulado en el precio desde el inicio de la presente administración es de 47 por ciento. Los aumentos en las gasolinas y el diésel en el 2012 representan un duro golpe a la economía familiar y es el principal factor para que aumente la inflación , concluyó.

El análisis económico que hizo el experto indica que el aumento en los precios de la gasolina que cada mes aplica el gobierno no ha sido suficiente para reducir el subsidio al combustible. Al cierre del 2011, el subsidio a las gasolinas ascendió a 166,000 millones de pesos, aunque la estimación preliminar hecha por el Congreso era menor.

Para este año, se calcula que será de alrededor de 51,000 millones de pesos.

roberto.rodriguez@eleconomista.mx