Cox Energy América recaudó 452.7 millones de pesos con su oferta pública inicial (OPI) en la Bolsa Institucional de Valores (Biva), convirtiéndose en la primera empresa de energía fotovoltaica solar en cotizar en América Latina.

Sin embargo, el fundador y presidente de la compañía, Enrique Riquelme, precisó que obtuvieron fondos por un total de 765 millones de pesos, logrando su objetivo de colocar hasta el 15% de las acciones de la empresa en el mercado de valores mexicano.

Los recursos incluyeron la ampliación de capital a través de OPI y la participación de inversionistas existentes del grupo. Con ello la firma alcanza una valuación de más de 5,000 millones de pesos.

La OPI estuvo por debajo del objetivo estimado inicialmente por Cox Energy, que buscaba recabar 1,000 millones de pesos, sin considerar la opción de sobreasignación y 1,150 considerando la sobreasignación. No obstante, cada acción se colocó en 31.41 pesos, dentro del rango estimado de entre 29.70 y 44.60 pesos, según consta en el prospecto de colocación, con lo que obtuvo 452.7 millones de pesos considerando la opción de sobreasignación.

“Estamos satisfechos con la colocación”, expresó Enrique Riquelme. “La salida al mercado de valores nos hará más fuertes”, añadió.

Consideró que fue un momento oportuno para realizar la OPI, pese a que a inicios de año el sector energético fotovoltaico fue afectado por el Covid-19, como la mayoría de la economía, pero compañías comparables que cotizan en otras bolsas registran un alto nivel de recuperación.

La emisora utilizará los recursos de la OPI para expandir su negocio en América Latina, el segundo mercado con mayor potencial de crecimiento en el mundo. Sus planes son alcanzar una capacidad de generación y venta de electricidad de más de 1,400 MW en la región (México, Colombia y Chile) hacia el 2024, así como desinvertir en proyectos consolidados de más de 2,000 MW y añadir nuevos proyectos de al menos otros 3,000 MW.

Analizan otra emisión

El presidente de Cox Energy adelantó en conferencia con motivo de su debut en Biva que ya analizan una emisión subsecuente de capital, lo cual podría suceder el próximo año.

Dijo que buscarán acelerar su crecimiento mediante su plan de negocios con los recursos levantados con la OPI y también con la desinversión de activos para que el precio de su acción sea el “correcto”.

“Al final estamos cubiertos y vamos a trabajar para en los próximos meses usar esos y otros recursos por desinversiones en acelerar nuestro crecimiento, dentro del plan estratégico que tenemos, para crear una nueva ampliación de capital, quizá el próximo año, para maximizar el precio de la acción”, subrayó Riquelme.

La nueva emisora es una subsidiaria de la empresa española Cox Energy Solar, dedicada a desarrollar proyectos de energía solar en Latinoamérica desde el 2012. Actualmente tiene 36 parques que tienen la capacidad de producir más de 1,800 megavatios.

Con la OPI se reabrió el mercado mexicano que había estado cerrado por más de dos años y medio, siendo la última oferta accionaria en noviembre del 2017.

Cox Energy América debutó en la Biva en un momento complicado, no solo por la contingencia sanitaria, sino por los cambios regulatorios que se están gestando en el sector eléctrico.

Sobre esto último, Riquelme dijo que “los cambios regulatorios están en todos los sectores y hay que adaptarse”.

Subrayó que en México y en América Latina se necesita energía eléctrica y la solar fotovoltaica es “barata” y no contamina, por lo que las perspectivas es que este mercado alcance un crecimiento de 22% para la siguiente década, actualmente cubre apenas 2 por ciento.

Asegura María Ariza

“Será lenta la recuperación de los mercados financieros”

La recuperación por las afectaciones que ha causado la pandemia del Covid-19 en la economía, así como en los mercados financieros, será complicada y “lenta”, dijo la directora general de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), María Ariza.

“En otros países hemos visto cómo los mercados empiezan a subir dada la expectativa de reapertura de las economías post-Covid. En México la coyuntura será más lenta, pero veremos una recuperación aunque no tan acelerada”, opinó durante la ceremonia con motivo de la OPI de Cox Energy América.

“En México empezamos a ver cómo la economía vuelve lentamente a retomar su curso, lo cual no será inmediato, tomará varios meses”, añadió.

La directiva recordó que, con la apertura del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), hay oportunidades para el país.

En este sentido, los inversionistas estarán “atentos a las expectativas del crecimiento de México y a la certidumbre en las inversiones”.

Aseguró que está en puerta una segunda OPI, por lo que ya están “trabajando fuerte” para que pueda colocarse en Biva.

“En nuestro pipeline hay empresas interesantes, algunas más maduras, otras más jóvenes, tenemos colocaciones de deuda de empresas nuevas por salir la próxima semana y también veremos otra colocación de acciones si las condiciones lo permiten”, sostuvo.

Sin embargo, reconoció que las colocaciones en Biva se contrajeron en estos meses por la contingencia sanitaria, pero consideró que comenzará la reactivación.

Ariza consideró que en el mercado bursátil hay espacio para crecer y no puede haber solo 140 emisoras y 200,000 participantes con cuentas en casas de Bolsa. “Hay mucha oportunidad y vamos poco a poco”.

Reconoció que los próximos meses serán complicados por las condiciones económicas adversas porque la economía se detuvo por varios meses, y eso tiene consecuencias.

Sobre si este es un buen momento para salir por financiamiento a la Bolsa, María Ariza comentó que, aunque las valuaciones son relativas en este momento, “sí lo es... si la empresa lo decide así”.

[email protected]