Cox Energy America recaudó 452.7 millones de pesos con su Oferta Pública Inicial (OPI) en la Bolsa Institucional de Valores (Biva), convirtiéndose en la primera empresa de energía fotovoltaica solar en cotizar en el mercado Latinoamericano.

El monto recaudado estuvo por debajo del objetivo estimado inicialmente por 1,000 millones de pesos, sin considerar la opción de sobreasignación y de 1,150 considerando la sobreasignación.

Sin embargo, cada una de las acciones se colocaron a un precio de 31.41 pesos, dentro del rango estimado por entre 29.70 y 44.60 pesos, según consta en el prospecto de colocación, con lo que obtuvo 452.7 millones de pesos considerando la opción de sobreasignación.

“Estamos satisfechos con la colocación" comentó Enrique Riquelme, fundador y presidente de Cox Energy, durante el Grito Biva.

Agregó que es un momento oportuno para realizar esta operación, en marzo de este año el sector energético fotovoltaico fue afectado por la pandemia del coronavirus Covid-19, como la mayoría de sectores de la economía y hoy presenta un alto nivel de recuperación en compañías similares que están cotizados en otros mercados. "La salida al mercado de valores nos hará más fuertes”, añadió Riquelme.

Los recursos de la OPI los utilizará la emisora para expandir su negocio en la región del Latinoamérica, el segundo mercado con mayor potencial de crecimiento en el mundo.

Cox Energy tiene planes para alcanzar una capacidad de generación y venta de electricidad de más de 1,400 MW en la región (México, Colombia y Chile) hacia el 2024, así como desinvertir en proyectos consolidados de más de 2,000 MW y añadir nuevos proyectos de al menos otros 3,000 MW.

La nueva emisora es una subsidiaria de la empresa española Cox Energy Solar y cuenta con experiencia desarrollando proyectos de energía solar en Latinoamérica desde el 2012.

Con esta OPI se reabrió el mercado mexicano que había estado cerrado por más de dos años y medio, siendo la última oferta accionaria en noviembre del 2017.