?El cobre se negoció estable en medio de la baja del dólar, aunque el metal se mantuvo cerca de mínimos de dos semanas ante las preocupaciones sobre la recuperación económica en China, que representa casi 40% de la demanda global del metal.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cayó a mínimos desde el 24 de diciembre, a 7,278.75 dólares por tonelada el lunes, antes de cerrar en 7,325 dólares, desde 7,315 dólares el viernes.

Datos del crecimiento en el sector de servicios del gigante asiático mostraron una desaceleración en diciembre, lo que reflejó una caída en las manufacturas y confirmó las perspectivas de que la segunda mayor economía del mundo perdió fuerza a fines del año pasado.

Además, el Gobierno de China emitió nuevas normas para fortalecer la regulación de los préstamos en la banca informal, que han ayudado a impulsar una explosión en los niveles de deuda desde el 2008, en el último esfuerzo para hacer frente a los riesgos financieros en aumento.

El cobre cayó 7.2% en el 2013, aunque ganó más de 4% en diciembre, debido a que un declive en las existencias disponibles del metal refinado en los almacenes autorizados de la Bolsa de Metales de Londres ayudó a elevar la prima del cobre al contado, que alcanzó los 16.50 dólares por tonelada respecto del valor referencial del lunes.

Apuntalando al cobre, estuvo el descenso del dólar frente al euro, luego de que datos más débiles a lo esperado sobre el sector de servicios de Estados Unidos reflejaron una desaceleración en el crecimiento.

Un dólar débil abarata el valor de los metales en moneda estadounidense para los inversionistas fuera de Estados Unidos.

Las minutas de la reunión de la Fed en diciembre y el reporte de nóminas no agrícolas del viernes entregarán mayores pistas sobre cuán rápido la Fed podría reducir sus estímulos monetarios.