El fabricante de automóviles estadounidense Chrysler anunció su primer beneficio neto trimestral desde que salió de la quiebra en 2009, a 116 millones de dólares, con un alza en su volumen de negocios de 35% en el primer trimestre del año.

El volumen de negocios ascendió a 13,240 millones de dólares, gracias a un aumento del 18% en los volúmenes de ventas, con 394,000 vehículos vendidos y mayores precios.

El grupo también confirmó que espera tener un beneficio anual de 200,000 a 500,000 dólares, con un volumen de negocios de más de 55,000 millones de dólares.

RDS