El director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), José Oriol Bosch, alertó sobre el riesgo de que las casas de bolsa de menor tamaño podrían desaparecer debido a los costos que les representará conectarse a la segunda Bolsa de Valores, que recibió la concesión para operar como el segundo centro bursátil en el país.

"Las casas de bolsa, son las que ahora tendrán que invertir tiempo y recursos para conectarse a las nuevas bolsas, en este caso a la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), que no sabemos sí ya tienen un título de concesión", dijo en conferencia con motivo del follow-on de Fibra Monterrey.

Explicó que ante la operación de la segunda bolsa de valores en el país, las intermediarias financieras, que son las principales promotoras del mercado bursátil mexicano, tendrán que optar por tres alternativas para operar con dos bolsas de valores en México.

La primera es que tendrán que invertir tiempo y recursos necesarios con la expectativa de que sean mayores los beneficios que los costos. La segunda es conectarse a través de un intermediario que esté enlazado tanto con la BMV como con BIVA, lo cual reduciría sus costos de inversión.

NOTICIA: BIVA recibe concesión para iniciar operaciones

Un tercer escenario es que pudieran tomar la decisión de no conectarse y cerrar en caso de que la inversión requerida no justifique sus número", alertó José Oriol Bosch en conferencia de prensa con motivo de la oferta subsecuente de certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios (cbfi’s) de Fibra Monterrey.

Ojalá todos fueran el primer caso, continúo, desafortunadamente, en lo personal creo que va a haber de los tres y esa, creo, es una preocupación porque las casas de bolsa son el motor para la promoción del mercado bursátil.

El directivo de la plaza bursátil que ha operado por más de 120 años en México dijo que al haber un menor número de casas de bolsa se pone en riesgo la promoción del mercado bursátil que es justo lo que se necesita para seguir con su desarrollo.

ral