La moneda mexicana ingresaría a un ambiente de movimientos volátiles, con amplias posibilidades de mostrar cotizaciones por arriba de los 19 pesos por dólar, una vez que inicien las campañas presidenciales a finales de este mes.

Los analistas del mercado de cambios coincidieron en que el tipo de cambio podría incrementarse entre 2 y 3 pesos en los siguientes meses, sobre todo si las preferencias son para el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador.

En las elecciones presidenciales del 2012, el peso se depreció en promedio 13%, desde su mejor nivel al comienzo de ese año hasta su peor nivel poco antes de las elecciones. Si eso se repitiera este año, con un tipo de cambio de 18.50 pesos al inicio del 2018, la paridad podría alcanzar un nivel de 20.90 pesos.

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, pronosticó que el tipo de cambio podría depreciarse 2 pesos en el segundo trimestre del año, como consecuencia de las campañas electorales, siendo mayo cuando alcanzaría su nivel más alto.

todo depende

Adelantó que bajo la expectativa de que en las encuestas AMLO estuviera como ganador, además de existir una guerra comercial y se firmara un mal Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para México, el dólar llegaría a los 22 pesos.

Dijo que, por el contrario, si México lograra una buena renegociación del TLCAN, y ganara un candidato que no estuviera en contra de la reforma energética, el tipo de cambio mostraría cotizaciones cercanas a los 17.50 pesos por dólar.

El analista económico senior de CIBanco, James Salazar, destacó que una vez que comiencen las campañas presidenciales, la moneda mexicana mostraría cotizaciones por arriba de los 19 pesos por dólar, con la posibilidad de acercase hacia los 20 pesos por billete verde. Anticipó que el peso se podría presionar aún más si AMLO insiste en su postura en contra de la reforma energética y la cancelación del nuevo aeropuerto.


ricardo.zamudio@eleconomista.mx