Los bonos de deuda venezolanos culminaron la jornada del pasado miércoles con una caída de 4.3% en promedio, lo que significa la mayor pérdida de su valor desde el 14 de noviembre del 2016.

Analistas explican que la baja de los precios del petróleo y la posible venta de los títulos venezolanos de deuda 2036, impactaron en la cotización. Los papeles que reflejaron mayores pérdidas son los de Venezuela con vencimiento en el 2018, con -6.41 por ciento.

De acuerdo a información suministrada por la casa de bolsa Rendivalores, los papeles de deuda de Venezuela reflejaron caídas de 4.5% en promedio, especialmente el Soberano 2018 con -6.41%; seguido del Soberano 2020 con -5.96% y el Soberano 2019 con -5.89 por ciento.

Mientras que los papeles de la industria petrolera registraron pérdidas de 4.2% de su valor, en promedio, siendo los más afectados los PDVSA 2021 y 2027 con -4.79% cada uno, así como el PDVSA 2037 con -4.50 por ciento.

Analistas explicaron que la disminución de los precios del petróleo y la información que señala de la posible venta de una emisión de bonos por 5,000 millones de dólares de Venezuela 2036, afectaron los resultados de los papeles de deuda venezolanos durante la jornada.

Esta nota fue publicada originalmente en El Estímulo de Venezuela.