Los papeles de Fibra Nova, el fideicomiso inmobiliario de Grupo Bafar, tienen el potencial para crecer 15.40% y un rendimiento por distribuciones de 10.1% para este 2020, estima Jorge Plácido, analista en Apalache Análisis.

Ello a pesar de que sus certificados son de baja bursatilidad y de que ha mantenido una cotización estable desde su debut en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el 3 de agosto del 2017, a un precio de salida de 19.50 por título.

Al iniciar cobertura de la emisora, la firma de valuación y análisis independiente fijó un precio objetivo de 22.62 pesos para el cierre de este año y recomendación fundamental de Compra.

“Las expectativas en las bajas en las tasas de interés derivan en una valuación más atractiva de Fibra Nova, bajo la óptica de valuación por flujos descontados. Actualmente mantiene un dividend yield de 8.6%”, indica Jorge Plácido.

De acuerdo con la encuesta Citibanamex de la primera quincena de diciembre del 2019, para este año se espera un recorte total de 75 puntos base a la tasa de referencia, la cual actualmente se ubica en 7.50%, para cerrar en 6.75%, explica.

El experto en Apalache Análisis estima que “el valor presente del certificado es de 28.29 pesos cada uno, lo cual refleja un descuento de 31% con respecto a su precio de mercado”.

Actualmente, los Certificados Bursátiles Fiduciarios Inmobiliarios de Fibra Nova se negocian en 19.60 pesos en la BMV.

Nova es un fideicomiso de inversión en bienes raíces enfocada en la adquisición y arrendamiento de propiedades para uso industrial, educativo, comercial, de logística y oficinas.

Hoy tiene un portafolio compuesto por 93 propiedades en operación, y un área bruta rentable (ABR) de 303,571 metros cuadrados. Sus operaciones se concentran en los estados de Chihuahua, Michoacán, Querétaro, Jalisco y Nuevo León.

En una nota, Jorge Plácido proyecta un crecimiento de 13% en el ABR para este año y de 17% en sus ingresos y el Ingreso Operativo Neto.

“El ABR de Fibra Nova se ha incrementado casi 40% respecto al portafolio inicial y tiene actualmente una ocupación de 100 por ciento. Geográficamente, la mayor proporción está ubicada en Chihuahua, con 36 propiedades, que representan 49.3% del ABR total”, comenta el analista.

De los inmuebles del fibra, 54.7% está dedicado al sector industrial; 17.7% al educativo; 13.4% a oficinas; 6.7% a comercial y 7.6% al sector logística.

Del portafolio de la compañía, 48.3% estaba arrendado a Grupo Bafar hasta el cierre del tercer trimestre de este año.

[email protected]