Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron el lunes; mientras que el rendimiento de la nota a 10 años tocó un mínimo en un año, por la caída de las acciones y las renovadas preocupaciones por la desaceleración del crecimiento global aumentaron el apetito por deuda segura.

Los rendimientos del Tesoro cayeron porque las acciones de EU declinaron con fuerza por la baja de los precios del crudo y la noticia de que Chesapeake Energy está contratando abogados especializados en reestructuraciones.

El alza de los bonos estuvo impulsada por la caída de las acciones europeas.

El rendimiento de la deuda referencial a 10 años tocó un mínimo de 1.765%, su nivel más bajo desde febrero del 2015, mientras que el retorno de los bonos a 30 años bajó a 2.592%, el menor desde abril.

El rendimiento de las notas a dos años cayó a 0.67%, su nivel más bajo desde octubre.