Los Rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron el lunes, mientras los inversionistas esperaban el testimonio de la presidenta de la Reserva Federal el martes y miércoles y después de que un alza de las acciones a máximos redujo la demanda de deuda.

Los inversionistas estarán atentos a indicios sobre cuándo el banco central elevará las tasas de interés, cuando Janet Yellen dé su testimonio semestral ante legisladores en Washington.

Los operadores redujeron sus expectativas sobre un alza de tasas en la reunión de marzo de la Fed, después de que el dato de empleo de enero mostró un decepcionante aumento de los salarios.

Sin embargo, si ella dice algo de línea dura, definitivamente habrá una razón para creer que podrían elevar las tasas en marzo , dijo Justin Lederer, estratega de tasas de interés de Cantor Fitzgerald.

Los bonos referenciales del Tesoro a 10 años bajaron 7/32 en precio, con un rendimiento de 2.43 por ciento

Los operadores de futuros consideran actualmente una probabilidad de 18% de un incremento de tasas en marzo, según la herramienta FedWatch de CME Group.

El vicepresidente de la Fed, Stanley Fischer, dijo el sábado que existía una incertidumbre sobre la política fiscal en Estados Unidos bajo el gobierno de Donald Trump, pero que la Fed sería estricta en cumplir los objetivos de crear empleo y alcanzar una inflación de 2 por ciento.

Un alza de las acciones a récords máximos y un yen debilitado también presionaron al mercado de deuda.

Los bonos son vistos como un activo de refugio y ganan atractivo cuando los inversionistas tienen una tendencia de aversión al riesgo.