El rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos cayó el jueves, un día después de que la Reserva Federal (Fed) subió su tasa referencial en 0.25 puntos porcentuales, en una señal de confianza en la fortaleza de la economía, mientras los inversionistas enfocaban su atención en cuándo será la próxima alza.

El retorno de la deuda a más largo plazo bajó en las operaciones matinales, tras saberse que los nuevos pedidos del seguro de desempleo en Estados Unidos bajaron la semana pasada desde un máximo en cinco meses, sugiriendo una sostenida mejora en el mercado laboral que podría llevar a nuevas subidas de tasas de la Fed el próximo año.

Los rendimientos a más corto plazo subieron con fuerza después de que la presidenta de la Fed, Janet Yellen, dejó claro que la decisión fue el inicio tentativo de un ciclo de endurecimiento gradual, y que para decidir su próxima alza vigilará en detalle la inflación, que sigue por debajo del objetivo.