Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a largo plazo cayeron el lunes a mínimos de un mes por la creciente incertidumbre sobre si el gobierno de Donald Trump podrá cumplir con sus promesas de campaña de impulsar a la economía.

Trump sufrió un duro revés el viernes, cuando los líderes republicanos de la Cámara de Representantes retiraron del debate la ley que reforma el sistema de salud, debido a que carecían de los votos para aprobarla.

Los retornos subieron tras la elección de Trump como presidente en noviembre por la expectativa de que un mayor estímulo económico podría llevar a la Reserva Federal a aumentar las tasas de interés a un ritmo más rápido. Desde hace dos semanas, cuando la Fed aumentó las tasas y mantuvo su proyección de un total de tres alzas para este año, los rendimientos han bajado. El retorno de la nota a 10 años ha perdido un cuarto de punto porcentual, mientras que el del bono a 30 años ha caído 20 puntos básicos.